Bristol Myers Squibb: con el foco en las personas y la ciencia

Lidera en oncología, hematología y cardiovascular a la vez que investiga en inmunología

El laboratorio de BMS.
El laboratorio de BMS.

La compañía biofarmacéutica global Bristol Myers Squibb ha contribuido a cambiar el curso de enfermedades tan graves como el cáncer, el sida o la hepatitis C, gracias a su foco en la ciencia y las personas. Hoy, tras más de 160 años de investigación científica, lidera el desarrollo de tratamientos en oncología, hematología y enfermedades cardio­vasculares, con una fuerte presencia en inmunología.

Con una de las carteras de productos en desarrollo más esperanzadoras de la industria, investiga en nuevos enfoques en oncología mientras que avanza en la próxima generación de tratamientos, las terapias celulares CAR-T.

BMS se ha convertido en la quinta compañía a escala mundial y la séptima en España, según índices del mercado farmacéutico. Ha comercializado 46 familias de productos en más de 70 países. Mientras que la inversión en I+D supera los 6.000 millones de dólares (unos 4.900 millones de euros), el 23,7% de sus ingresos.

Imagen de una mutación.
Imagen de una mutación.

La I+D, su valor diferencial

Si algo diferencia a este laboratorio con sede en Nueva York es su apuesta sólida por la I+D. Con más de 50 moléculas en distintas fases de desarrollo. De hecho, en España es la segunda compañía en número de ensayos clínicos en marcha, cerca de 200, con 4.457 pacientes participando, para los que se han destinado unos 50 millones de euros. Con un 16% de inversión en investigación preclínica y básica. El 81% de estos estudios es en oncohematología. “En BMS, España es el segundo mercado en ensayos clínicos y el primero fuera de EE UU en terapias CAR-T”, destacan.

Para el futuro, la compañía trabaja en las novedosas terapias celulares CAR-T

Además, en Sevilla cuenta con un centro de investigación puntero, el Centro de Investigación Traslacional (Citre), tras una inversión de 10 millones, el único fuera de territorio estadounidense que integra la identificación de nuevas dianas, la evaluación y desarrollo clínico temprano, aplicando el uso innovador de la bioinformática, la biología computacional y la inteligencia artificial.

La multinacional busca también apoyar a los pacientes en el proceso del manejo de la enfermedad (prevención, autocuidado, diagnóstico, tratamiento y monitorización). Así, ofrece varios programas de asistencia domiciliaria integral.

Apoyo social

Bristol Myers Squibb también lucha para reducir las desigualdades en salud y para ayudar a las poblaciones más vulnerables.

Un ejemplo es el programa EmpleoparaTodas, en colaboración con Adecco, para la reinserción laboral de mujeres con pocos recursos y en riesgo de exclusión.

Y en 2020, a raíz de la pandemia, donó en España y Portugal más de 700.000 euros a través de Cruz Roja, Unicef, Cáritas, Banco de Alimentos, Save the Children, SEFH o Apifarma.

Normas
Entra en El País para participar