El Ibex pierde los 8.900 puntos arrastrado por el castigo a las cíclicas

Los precios del petróleo giran a la baja tras tocar máximos de 2018

Ibex 35
Parqué de la Bolsa de Nueva York. EFE

La vuelta de la actividad a Wall Street no ayudó a las Bolsas Europeas a salir de la apatía en la que llevan sumidas las últimas sesiones. La debilidad de los datos macreconómicos y el temor al freno de la recuperación ante la expansión de la variante Delta actuaron como correctivos. El Ibex 35 que en niveles intradía a punto estuvo de superar los 9.000 puntos concluyó con una caída del 0.96%, descenso que le llevó a perder los 8.900.

Esta vez los valores cíclicos no actuaron como aliados sino enemigos con bancos y acereras encabezando los recortes. Con un descenso del 5,53% Sabadell fue la cotizada con peor desempeño. No muy lejos se situaron ArcelorMittal (-5,16%), Acerinox (-3,4%), Santander (-3,17%), CaixaBank (-3%) y Bankinter (-2,66%). Contraviniendo el pesimismo Solaria (3,99%), Siemens Gamesa (2%), Pharma Mar (1,97%) e Iberdrola (1,34%) se alzaron como las firmas con mejor desempeño. De poco sirvió la decisión de Reino Unido de suavizar las restricciones a los viajes con destino España. IAG bajó un 1%; Meliá un 0,52% y Amadeus, un 0,24%. Solo Aena con un alza del 0,46% escapó a los recortes.

Empatando con las caídas de la Bolsa española, el Dax alemán bajó un 0,96%. Estos descensos coincidieron con la publicación de unas cifras macroeconómicas poco alentadoras. Los pedidos industriales de Alemania registraron una caída del 3,7% frente al alza del 1% que preveían los analistas mientras la confianza económica se desfondó a los 63,3 puntos, lejos a los 75,2 que estimaban los expertos. El Cac francés, por su parte, cayó un 0,91%; el Ftse británico, un 0,89% y el Mib italiano, un 0,84%. No corrieron mejor suerte los índices estadounidenses en su vuelta a la actividad tras el festivo del Día de la Independencia. El Dow Jones cayó un 0,6% y el S&P 500, un 0,2%, mientras que el Nasdaq se repuso y sumó un 0,17%, que le llevó a un nuevo máximo.

En el mercado de deuda las rentabilidades hicieron un alto en su escalada. El rendimiento del bono español a 10 cayó al 0,34% desde el 0,39% en una jornada en la que el Tesoro Público ha colocado este martes 5.372 millones de euros en letras a 6 y 12 meses, dentro del rango medio previsto, y lo ha hecho cobrando más a los inversores. Por su parte el bund pasó del -0,21% al -0,26%. Por su parte, el crudo tipo Brent, que el lunes cerró en máximos de octubre de 2018, bajó un 3,4% hasta los 74,5 dólares por barril.

Normas
Entra en El País para participar