Cataluña y Cantabria cierran el ocio nocturno mientras que Castilla y León pedirá reimponer el toque de queda

La quinta ola del coronavirus aumenta con mucha velocidad especialmente entre los más jóvenes

Macro 'botellón' en la Rambla del Born
Macro 'botellón' en la Rambla del Born EL PAÍS

La quinta ola del coronavirus ha despegado con fuerza: la incidencia acumulada ha pasado en España de 106 casos por cada 100.000 habitantes a 225 en una semana. El grueso de los contagios recae sobre los más jóvenes.

Por ello, Cataluña ha anunciado el cierre del ocio nocturno durante 15 días a partir del próximo viernes en espacios cerrados e impone restricciones en acontecimientos que se celebren al aire libre ante la alta propagación de las nuevas variantes del coronavirus como la india. "El virus se está propagando a una velocidad que no se había visto y hay que frenar la interacción social", ha asegurado este mediodía la portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja.

Medidas similares adoptó el Gobierno regional de Cantabria dos días atrás, cuando también decretó el cierre del ocio nocturno en estos 16 municipios, en riesgo medio por los brotes activos de coronavirus vinculados a estos establecimientos: Santander, Torrelavega, Castro Urdiales, Camargo, Piélagos, El Astillero, Santa Cruz de Bezana, Laredo, Santoña, Santa María de Cayón, Colindres, Marina de Cudeyo, Ribamontán al Mar, Bárcena de Cicero, Noja y Arnuero.

Castilla y León pide el toque de queda

Por su parte, la Junta de Castilla y León pedirá en el próximo Consejo Interterritorial de Salud poder reimponer el toque de queda desde las 01:00 horas hasta las 06:00 horas. Además, Castilla y León también prevé acordar en un inminente Consejo de Gobierno extraordinario el adelanto del cierre del ocio nocturno a las 02:00 horas. Los últimos clientes podrían entrar a las 01:00 horas.

Normas
Entra en El País para participar