El panel de expertos de PwC prevé alzas en el PIB del 6,3% en 2021 y del 5,4% en 2022

El 82% prevé que aumente el consumo en los próximos meses

El 72% de los consultados cree que aumentará el empleo

Turistas en la rambla de Barcelona.
Turistas en la rambla de Barcelona. GETTY

El panel de expertos, empresarios y directivos que reúne trimestralmente PwC ha revisado al alza las previsiones de la economía española para 2021 y 2022, proyectando sendos incrementos del 6,3% –ocho décimas más que hace tres meses–, y del 5,4% –seis décimas más–. Detrás de esta mejora se encuentran la buena marcha de la campaña de vacunación, el levantamiento paulatino de las restricciones ante la temporada de verano y la caída de la incidencia acumulada. Así se desprende del Consenso Económico, correspondiente al segundo trimestre de 2021, que elabora la consultora desde 1999 a partir de la opinión de un panel de más de 400 expertos. De cara al presente año, las expectativas se alinean con las del Gobierno, que prevé un repunte del 6,5%.

Este optimismo que se abre paso se refleja tanto en la opinión de los panelistas sobre el momento actual de la economía española (el 86,9% de los consultados lo califica como mejor), como en sus expectativas para el próximo trimestre, con un 92,5% de la muestra que espera que la evolución sea favorable. Además de la vacunación y de las expectativas puestas en la campaña de verano, buena parte del positivismo se debe a la evolución de la demanda de las familias: el 82% de los consultados asegura que el consumo va a aumentar en los próximos seis meses y el 54,5%, que también lo hará la venta de vivienda. Menos de un 2% se decanta porque el consumo descienda y menos de un 6% opina que la demanda inmobiliaria se vaya a reducir.

Pese a todos estos avances, la incertidumbre sigue estando a la orden del día. Así, la situación económico-financiera de las empresas todavía es considerada por una mayoría de expertos (74,1%) como regular, aunque un 65,4% espera que mejore en los próximos tres meses.

De hecho, tres de los parámetros que habitualmente reflejan muy bien la situación empresarial, como son las expectativas acerca del comportamiento de la inversión productiva, las exportaciones y la creación de empleo mejoran sustancialmente respecto al Consenso Económico del primer trimestre del año. Aumentan en 28 puntos (hasta el 62,9%) los que esperan un incremento de la inversión productiva; en 18 puntos, hasta el 80%, los que prevén un crecimiento de las exportaciones; y en 37 puntos, hasta el 72,4%, los que adelantan un aumento de la creación de empleo en los próximos seis meses. Solo un 3,8% de la muestra cree, por su parte, que disminuirá el empleo, mientras que un 23,8% se decanta porque permanezca estable.

Más en el largo plazo, sin embargo, desciende con cierta fuerza, del 87,5% al 79,4%, el porcentaje de los consultados que piensan que la situación será mejor dentro de 12 meses, previsiblemente por la retirada paulatina de los estímulos fiscales.

Inflación

De la opinión del panel de expertos, empresarios y directivos se desprende también que la inflación seguirá bajo control, a pesar del repunte de los precios experimentado este año. Sus estimaciones apuntan que el IPC cierre 2021 con un crecimiento del 2% y se modere, en 2022, hasta el 1,7%. No obstante, el Consenso Económico empieza a vislumbrar, por primera vez en muchos trimestres, la posibilidad de que las empresas aumenten los precios en los próximos meses como consecuencia del vigor de la demanda: así lo asegura un todavía reducido pero significativo 25,3% de los encuestados.

Políticas de apoyo

El panel también se muestra confiado en que, al menos en el corto plazo, continuarán las políticas expansivas de apoyo a la economía. Los expertos y directivos coinciden en señalar, en porcentajes superiores al 80%, que el Banco Central Europeo (BCE) seguirá manteniendo los tipos de interés en el 0% y que mantendrán sus programas de compra de activos durante los próximos seis meses. La opinión, no obstante, es distinta cuando se les pregunta por dentro de un año: el 59,4% espera que el BCE reduzca sus políticas expansivas.

Los panelistas, a su vez, siguen calificando como regular la situación de la economía mundial, en un 57,4% de la muestra. Esta percepción cobra especial fuerza a la hora de analizar la Unión Europea y Japón, mientras que la opinión sobre la actividad en EE UU y en China es buena para el 62,4% y el 65,1%, respectivamente.

Para diciembre de este año, aunque la percepción generalizada (67,9%) es que la coyuntura internacional irá a mejor, se atisba cierta incertidumbre sobre la marcha de las dos primeras potencias mundiales. En el caso de EE UU, caen del 87,1% al 72,5% los que piensan que la economía irá mejor, y en el del gigante asiático, lo hace del 81% al 59,6%, más de 20 puntos.

Los riesgos asociados a un posible rebrote siguen siendo la principal amenaza que condiciona las expectativas de la economía mundial para el 52,8% de los encuestados. Por contra, ganan peso los riesgos asociados al déficit y a la deuda pública de los Estados (49,1%) y los asociados al cambio de ciclo de la política monetaria (33,3%).

Impuestos

Los expertos, empresarios y directivos consultados por PwC se oponen a una subida de impuestos como vía para compensar el aumento de la deuda pública generado por la pandemia y piden, en su lugar, medidas de ajuste del gasto público corriente, potenciar lucha contra el fraude fiscal y una reducción de las deducciones, bonificaciones y de los tipos reducidos de distintos tributos. Así, el 68,3% se muestra contrario a un incremento generalizado de los impuestos, el 75% a un aumento en la tributación de las rentas salariales y el 76,9% a una subida de las cotizaciones sociales.

Cuando se les pregunta por el impuesto sobre sociedades, los expertos creen que su reforma debería concentrarse en su simplificación (58,3%) y que la actuación comprobadora de la Agencia Tributaria debería centrase en los grupos internacionales y en las sociedades pantalla y vehículos de inversión muy endeudados. Los panelistas son mayoritariamente partidarios de la supresión del impuesto sobre sucesiones (56,3%) y del de Patrimonio (57,3%). Además, el 41,6% estima que la próxima fiscal debería limitar la autonomía normativa de las comunidades autónomas. Respecto al IVA, el 49% se opone a la eliminación de los tipos reducido y superreducido. En cuanto la fiscalidad medioambiental, el 65,4% está de acuerdo con la visión de Bruselas para potenciarla.

Normas
Entra en El País para participar