Banca

Dimiten tres altos ejecutivos de Credit Suisse en España tras el cambio de estrategia en banca privada

Las salidas se producen tras la llegada de Íñigo Martos a España desde Suiza con el objetivo de llevar a cabo varios cambios

Una oficina de Credit Suisse
Una oficina de Credit Suisse

Salida en cascada en Credit Suisse en España coincidiendo con el desembarco en enero del nuevo responsable de banca privada para España y Portugal, Íñigo Martos, procedente de Suiza. El viernes anunciaron su dimisión tres altos ejecutivos del banco, uno de ellos, Javier Alonso, presidente y director general de Credit Suisse Gestión, clave hasta ahora en la firma.

También han abandonado el banco Sascha Álvarez-Ossorio, responsable de los clientes españoles más ricos desde Suiza, e Ignacio Laviña, uno de los jefes de equipo de banqueros más valorado en el mercado español, según ha publicado El Español.

Estas salidas se producen también meses después de que abandonara la entidad el hasta el pasado año el responsable de Credit Suisse Banca Privada en España, Miguel Matossian, que ha sido fichado por Banca March como consejero asesor.

Con la llegada a Credit Suisse en España de Íñigo Martos el banco ha iniciado una revisión de su estrategia en el país para alinear mejor las políticas de inversión de Credit Suisse Gestión con las directrices de inversión de Credit Suisse Group. Esta nueva estrategia afectaba directamente a Alonso, lo que, según algunas fuentes consideran que ha sido el detonante de su salida del grupo de origen suizo, que lleva 30 años en España. Fuentes oficiales de Credit Suisse han preferido no realizar comentarios ante esta noticia.

La sociedad de valores de Credit Suisse en España está a la espera de que se le conceda la licencia de banco, como ha solicitado hace meses.

Las dimisiones se producen, además, en un momento en el que el banco cuenta con un nuevo presidente a nivel grupo, el portugués António Horta-Osório, y con los rumores de una posible fusión del grupo con UBS, firma que está reduciendo su presencia en España, aunque oficialmente no ha iniciado la venta de su banca privada por la que hay varios interesados, según apuntan varias fuentes del mercado.

Credit Suisse no atraviesa en la actualidad por su mejor momento. Las pérdidas recientes por los fiascos de Archegos y Greensill han provocado que el banco tenga que provisionar casi 4.000 millones de euros para afrontar los agujeros de dichos casos, aunque estos escándalos no han derivado en salidas de clientes, por lo menos en España, señalan fuentes del mercado.

Normas
Entra en El País para participar