Telefónica reduce deuda en 400 millones al cerrar la venta del 60% de su filial de fibra en Chile

KKR se consolida como socio de la operadora

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

Nuevo paso de Telefónica en su estrategia de venta de activos para reducir deuda. La operadora ha cerrado la venta del 60% de su filial de fibra en Chile a KKR. La valoración implícita de InfraCo, sociedad que será la encargada de operar y desplegar fibra óptica al hogar (FTTH) en Chile, derivada de la transacción se estima en 1.000 millones de dólares (aproximadamente 800 millones de euros), lo que representa un múltiplo sobre Oibda en 2020 de 18,4 veces.

La transacción implica una reducción de la deuda financiera neta del Grupo Telefónica de aproximadamente 400 millones de euros, tal y como informa la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía cerró el primer trimestre con una deuda financiera neta de 35.796 millones, si bien con el cierre de distintas transacciones que estaban pendientes, se ha reducido hasta el entorno de los 26.000 millones.

Esta operación se encuadra en la estrategia del Grupo Telefónica, que contempla, entre otros objetivos, "una política activa de gestión de cartera de sus negocios y activos, basada en la creación de valor y acelerando, al mismo tiempo, la reducción de deuda orgánica", añade la operadora.

En un comunicado, Telefónica precisa que mantendrá el 40% de participación de la nueva entidad, que operará como una compañía mayorista neutral, preparada para operar y acelerar los despliegues locales de red de fibra óptica a través de Chile, y ofrecer acceso mayorista para el negocio FTTH a todos los proveedores de servicios de telecomunicaciones que, a su vez, suministran servicios a sus clientes finales.

Laura Abasolo, directora general de Finanzas, Control y Desarrollo Corporativo de Telefónica y responsable de Telefónica Hispanoamérica, señala que "el éxito de esta transacción prueba el intenso nivel de ejecución de nuestras prioridades estratégicas y es un ejemplo del compromiso con la gestión activa de los negocios, la creación de valor y la aceleración en la reducción de la deuda, fortaleciendo nuestra posición en el mercado chileno al mismo tiempo que optimizamos el valor de nuestros activos”.

Esta venta fue anunciada por la operadora que Jose María Alvarez-Pallete en febrero. La compañía reforzaba así sus acuerdos con KKR, que se ha convertido en un socio clave de Telefónica en los últimos años, con operaciones de relevancia como la compra de un 40% del capital de Telxius, filial de infraestructuras, que está en proceso de vender sus torres de telefonía móvil a American Tower por 7.700 millones de euros. KKR es también uno de los accionistas de referencia de MásMóvil tras la opa lanzada en 2020 junto a Cinven y Providence.

La operadora ha vuelto a destacar que KKR es un inversor de gran experiencia en plataformas de negocio mayorista en fibra óptica en otros países, complementando así su propia experiencia en despliegue y operación de fibra en los distintos países donde está presente.

La citada InfraCo comenzará sus operaciones con 2,4 millones de unidades inmobiliarias pasadas (UUII) con fibra, 400.000 construidas desde el anuncio de la operación hasta cierre de junio. Los planes de despliegue pasan por alcanzar los 3,5 millones de unidades en 2023.

"A través de esta nueva compañía, Telefónica y KKR están contribuyendo a una expansión sustancial del acceso a sus servicios de fibra óptica y, dado su modelo de negocios abierto y neutral, incrementará eficiencias de mercado que beneficiarán directamente a los chilenos en momentos en los que las plataformas de educación remota, telemedicina y teleconferencias son muy necesarias", indica la operadora.

Telefónica destaca que, en su calidad de plataforma mayorista abierta de FTTH, esta nueva entidad se encuentra en una posición única para poner en valor el enorme potencial del mercado chileno de banda ancha, contribuyendo al desarrollo social, económico y digital de Chile.

En términos generales, Telefónica ha acelerado en la tendencia de crear vehículos de inversión en fibra en distintos países, dando entrada a socios financieros. La operadora cerró un acuerdo con el grupo inversor CDPQ para la construcción y explotación de una red mayorista de fibra con la creación de FiBrasil. Esta nueva empresa partió de una cartera de 1,6 millones de hogares, aportados por Telefónica, con el objetivo de llegar a 5,5 millones en cuatro años.

En Alemania, Telefónica impulsó la creación del vehículo de inversión en fibra UGG, dando entrada a Allianz. La joint venture tiene previstas inversiones por hasta 5.000 millones de euros, con objetivos como desplegar más de dos millones de hogares pasados en zonas rurales y semirrurales.

Normas
Entra en El País para participar