La gestora de Emilio Botín O’ Shea duplica en 2021 el dinero gestionado

Los fondos de Rentamarkets han invertido en Allfunds y en el líder mundial de palés

Emilo Botín O' Shea, presidente de Rentamarkets.
Emilo Botín O' Shea, presidente de Rentamarkets.

La gestora de activos Rentamarkets, fundada y presidida por Emilio Botín O' Shea, va cogiendo velocidad de crucero. La firma ha logrado en los primeros seis meses de 2021 duplicar el volumen de activos gestionados, alcanzando los 120 millones de euros entre sus dos fondos (Narval y Sequoia) y sus contratos de gestión de carteras. Si se suma el patrimonio asesorado y fondos de capital riesgo, la cifra se dispara hasta los 890 millones de euros.

Rentamarkets fue creada en 2010 por Emilio Botín O' Shea, hijo del fallecido ex presidente de Banco Santander. Hasta 2017 se centró en el negocio mayorista, pero ese año adquirió la cartera de clientes de Ahorro Coroporación y empezó a expandirse en el negocio minorista.

La firma espera llegar pronto a los 1.000 millones de activos gestionados y asesorados y, para lograrlo, se está planteando contar con fondos en Luxemburgo para facilitar la venta de sus productos entre clientes extranjeros.

Los dos fondos de inversión convencionales con los que cuenta la gestora del grupo, Rentamarkets Investment Managers, han sido reconocidos recientemente con las cinco estrellas Morningstar, lo que implica que han conseguido en los tres últimos años una rentabilidad mejor que el 90% de los fondos comparables.

Narval, centrado en Bolsa europea, ha logrado una rentabilidad media anual del 10% durante los tres últimos ejercicios. Su gestor, José María Díaz Vallejo, ha incluido en su cartera en las últimas semanas a la plataforma española de compraventa de fondos, Allfunds (que ha debutado en Bolsa recientemente), y al líder mundial de fabricación y gestión de palés, la firma australiana Brambles.

Díaz Vallejo explica que Narval tiene un sesgo "hacia compañías europeas de calidad, muy innovadoras. Hacemos pocas operaciones al año porque nuestra vocación es el muy largo plazo. En el caso de Brambles, la hemos incluido porque es líder absoluto en un sector muy crítico, y porque tiene unas tasas de rentabilidad interna superiores al 20%.

Aunque se trata de un fondo de Bolsa europea (con inversiones en Bayer, Ryanair, Adidas, H&M, Otis...) el vehículo tiene la posibilidad de destinar una parte del patrimonio a compañías de otras geografías. En Estados Unidos están invertidos en Booking, Corteva, DuPont, IFF y Otis Worldwide.

 

Renta fija

El otro vehículo de la firma, Sequoia, ha logrado una rentabilidad media anual del 2,96% en los tres últimos ejercicios, a pesar de la baja rentabilidad de la deuda pública. Ahora el fondo tiene la mayor parte de su cartera en liquidez, y con una duración neutra, ante el temor a que se deprecie aún más el valor de la renta fija.

Igancio Fuertes, gestor del fondo y director de inversiones de Rentamarkets, explica que la cartera del vehículo tiene una calidad altísima y que está preparada para aprovechar las oportunidades del mercado. “Tanto el inmobiliario como los bonos y la Bolsa están cotizando en máximos históricos; estas valoraciones extremas, unidas a una combinación de políticas fiscales y monetarias ultra expansivas, son señales que nos llevan a mantener una postura prudente”.

A este respecto, Fuertes pone el acento sobre la necesidad de monitorizar la evolución de la inflación en los próximos meses: “Una mayor persistencia e intensidad en las lecturas de inflación pondrá en duda el escenario central de la Fed y le llevará a actuar, tomando decisiones difíciles, y que ciertamente pueden desinflar los excesos en los mercados financieros. En cambio, una ralentización en las mismas indicará que la recuperación pierde impulso, lo que aumentaría las probabilidades de nuevos paquetes fiscales”.

 

 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar