Renovables

Iberdrola duplicará capacidad en EEUU en su segundo parque de eólica marina

Respaldo del regulador BOEM para que Park City Wind genere 2.000 MW en 2030

Ignacio Galán en el parque de eólica marina Wikinger.
Ignacio Galán en el parque de eólica marina Wikinger.

Iberdrola ha logrado en Estados Unidos (EE. UU.) que el regulador BOEM apruebe el inicio de los trámites para el estudio de impacto ambiental del proyecto de ampliación del parque de eólica marina Park City Wind en aguas del Estado de Connecticut.

El complejo renovable arrancó con un diseño inicial de 804 MW de generación y ahora BOEM da su permiso para que pueda volverse a analizar con la intención de que su producción alcance los 2.000 MW, más del doble del planteamiento inicial. Es el primer paso en un largo proceso en el que intervienen reguladores locales y de ámbito nacional. La entrada en actividad de esa nueva generación está prevista para 2030.

Park City Wind será el segundo parque off shore de Iberdrola en EE. UU. tras el de Vineyard, que está en construcción frente a las costas de Massachusetts para generar 800 MW.

Este segundo proyecto está liderado por Avangrid, la filial estadounidense de la multinacional que preside Ignacio Galán, y por el fondo Copenhagen Infraestructures. El complejo eólico se ubicará a 60 millas náuticas al este de la costa de Connecticut en una zona marítima de propiedad federal y generará 2.800 empleos durante su construcción.

El impacto del proyecto en la economía de Connecticut alcanzará los 890 millones de dólares, más de 748 millones de euros con el actual tipo de cambio. Dennis V. Arriola, consejero delegado de Avangrid, ha manifestado que trabajará estrechamente con los técnicos de BOEM, las administraciones y líderes locales para consolidar la ampliación de Park City Wind, que daría cobertura al 14 % de la demanda de electricidad de Connecticut.

Avangrid pondrá en marcha en la costa, en la localidad de Barnum Landing, un complejo logístico desde el que zarparán los componentes de los aerogeneradores para su anclaje final en el fondo submarino de océano Atlántico.

Turbinas de Vestas para Alemania

Por otro lado, Iberdrola ha adjudicado a Vestas el suministro del medio centenar de turbinas que equiparán el parque de eólica marina Baltic Eagle en aguas jurisdiccionales de Alemania. Es el segundo de la corporación española en el mar Báltico, frente a la costa del país germano. Vestas suministrará los aerogeneradores del modelo V174 con 9,5 MW de potencia unitaria. La capacidad total del complejo alcanzará los 476 MW. Estará ubicado a 75 kilómetros de la costa y ocupará una zona marítima de 40 kilómetros cuadrados.

Vestas realizará el mantenimiento de las turbinas durante una década, según el acuerdo alcanzado con Iberdrola. El complejo suministrará el 45 % de la energía que consume el Estado de Mecklenburg-West Pomerania y evitará la emisión de un millón de toneladas de CO2. Entrará en actividad en 2024.

Iberdrola, según anunció Ignacio Galán en la pasada junta de accionistas, tiene en cartera proyectos en eólica marina que suman una capacidad de 20.000 MW. De ellos, 12.000 MW estarán en marcha para 2030. Además de Estados Unidos y Alemania, cuenta con inversiones en activo en aguas de Reino Unido, Suecia, Polonia y Japón, entre otros países.

Normas
Entra en El País para participar