Accenture: sin innovación no hay alternativa

Las empresas que invierten en digitalización crecen cinco veces más rápido, según la consultora

Transformación digital
Getty Images

La tecnología ha sido fundamental para resolver muchos de los retos derivados de la pandemia. Las pocas barreras que existían respecto de la adopción de la tecnología han desaparecido de golpe. Y esta aceleración en las empresas, y las nuevas formas ágiles de operar, podrían desbloquear un crecimiento rentable de 4,4 billones de euros a nivel global, según Accenture.

Un estudio de la consultora tecnológica indica que, incluso en medio de la incertidumbre económica actual, un pequeño grupo de empresas –alrededor del 7% a nivel mundial– han logrado casi el doble de eficiencia y tres veces la rentabilidad de sus competidores.

Estas firmas, que la publicación califica como “preparadas para el futuro”, representan actualmente una pequeña parte (2%) del ecosistema empresarial español, pero se espera que aumenten al 34% en 2023. Mientras, a nivel mundial, suponen ya el 35% de las compañías, y las expectativas muestran que en 2021 serán las responsables de generar hasta el 78% del beneficio total.

En la misma línea, otro informe de Accenture demuestra cómo aquellas empresas que han apostado por la inversión en tecnología están creciendo cinco veces más que aquellas más rezagadas.

La cifra

4,4 billones de euros a nivel global podrían desbloquearse con la aceleración tecnológica puesta en marcha por las empresas a raíz de la pandemia y sus nuevas formas ágiles de operar.

“Ahora que se empieza a vislumbrar el camino de la recuperación y el crecimiento es cuando las compañías deben decidir entre volver al ­statu quo previo a la pandemia o dar un paso hacia adelante y llevar a cabo una verdadera transformación aprovechando las nuevas oportunidades que se presentan”, observan desde Accenture. Es más, otra publicación de la consultora establece que las empresas europeas que aceleren su transición digital y sostenible podrán recuperarse más rápido y saldrán fortalecidas de la crisis derivada del Covid-19.

“Para liderar el mundo pospandémico será necesario algo más que volver a las estrategias y trayectorias de crecimiento previas al coronavirus”, afirman. Lo cierto es que mientras los efectos de la pandemia siguen sintiéndose, un nuevo modelo de liderazgo se abre paso y, según Accenture, las empresas europeas están bien posicionadas para aprovecharlo.

Este nuevo modelo empresarial está basado en la resiliencia, la regionalización y el crecimiento en áreas emergentes como la fabricación inteligente, la salud digital, la movilidad inteligente y la transición energética, sectores en los que Europa está realizando una gran inversión.

También se sustenta en la combinación de aceleración digital y sostenibilidad: aunque las empresas europeas van por detrás en términos de esta primera variable, llevan mucho tiempo liderando el camino en sostenibilidad. En todo caso, en España, un 85% de las compañías prevé aumentar sus inversiones en digitalización en 2021 y el 86% asegura que invertirá más en sostenibilidad que en 2020.

Europa

En general, las firmas europeas se mantienen competitivas en la carrera por la innovación: un 24% de las 2.500 compañías que más invierten en I+D son europeas, frente a un 31% de EE UU y un 21% de China.

En cuanto a su gasto en I+D, si en Europa supone un 28% del total, en EE UU es del 38% y en China del 13%. El Viejo Continente ha perdido terreno ante el gigante asiático en la última década: en 2013, Europa colideraba los esfuerzos junto a EE UU, con un gasto del 35% en I+D frente al 4% de China.

Normas
Entra en El País para participar