Siete planes con los que celebrar una década de Moët Ice Impérial

Desde un pícnic bajo las estrellas a un servicio de ‘delivery’ en barco

ibiza
El paquete especial de Moët Ice Impérial para disfrutar en barco.

Poder disfrutar del champán muy frío también en verano. Ese era el objetivo detrás del lanzamiento de Moët Ice Impérial. Es la primera especialidad de champán que no pierde su sabor cuando se mezcla con hielo porque está creada específicamente para ello. Cuenta con dos variedades: Ice Impérial –que destaca por su aroma afrutado e intenso, con un comienzo tropical y matices de mango y piña– e Ice Impérial Rosé –con aroma a cereza y matices a frutas jugosas típicas de la temporada estival, como es el caso de los higos y las nectarinas–.

Este verano, la marca cumple su décimo aniversario y han creado un programa de actividades para conmemorarlo. El aperitivo es una página web en la que regalarán viajes y experiencias a sus aficionados. Pero esto vendrá acompañado de varios platos fuertes, ya que han organizado una serie de activaciones especiales en diferentes puntos de España, aunque con un foco especial en las Islas Baleares, para conmemorar una década brindando con hielo. Estos son algunos de los planes que han preparado en colaboración con hoteles y restaurantes emblemáticos:

  1. Hotel Oku (Ibiza). El alojamiento, orientado a los retiros de lujo y el bienestar, ha abierto sus puertas oficialmente este mes de junio y lo hace con diversos planes creados específicamente con Moët & Chandon. En su menú se puede encontrar desde una cena en su restaurante preparada por el chef del Sushi Samba, Mark Vaessen, a un pícnic a la luz del atardecer o en una sesión de cine de verano bajo las estrellas. Y para mantener la energía durante todo el día, recomiendan empezar con un energético brunch con música en vivo y DJs invitados acompañado de champán.
  2. Can Carlitos (Formentera). El restaurante no es conocido solo por la cocina del chef Nandu Jubany, sino también por contar con uno de los mejores atardeceres de toda la isla. Una sangría de Moët Ice Impérial frente al mar mientras se pone el sol se postula como una de las mejores combinaciones para recuperar la calma después de un año agotador.
  3. En el agua. Para quienes prefieran disfrutar del champán sin salir del agua, el restaurante Aigua (Formentera), también de Jubany, ofrece un servicio exclusivo de entrega a los barcos que fondean cerca de la isla. El envío se realiza en una nevera diseñada específicamente para la acción e incluye seis copas de vinilo blanco (para conservar mejor el frío) y una botella de Moët Ice Impérial a la temperatura perfecta para disfrutar de un día en el mar.
  4. Juan y Andrea (Formentera). Lo que comenzó como un chiringuito en la playa de Illetes se ha convertido en uno de los puntos más emblemáticos de la isla. Este año celebran su 50º aniversario y se han unido a Moët para disfrutar de una celebración conjunta.
  5. Meliá Don Pepe (Marbella). Si se busca brindar con amigos o en pareja, el alojamiento cuenta con una suite Moët & Chandon. El dormitorio tiene 300 metros cuadrados, pero el punto fuerte es su terraza, donde cuentan con camas balinesas, una barra con el diseño de la marca, una bañera de hidromasaje y unas vistas espectaculares del Mediterráneo y África.
  6. Hotel Arts (Barcelona). Con el objetivo de aprovechar al máximo los meses más calurosos del año, el hotel organiza cada 15 días Moët Garden, un espacio de frescor junto al mar donde maridar los platos más apetecibles de su restaurante P41 con una botella de champán. La recomendación es el Moët Ice Impérial acompañado de una hamburguesa gourmet. Un entorno idílico con música en directo desde el jardín del hotel.
  7. Hotel Emperador (Madrid). La piscina del hotel es un pequeño oasis para escapar del calor del asfalto madrileño. El plan perfecto es reservar una de las camas balinesas acompañada de una botella de champán desde una de las mejores azoteas de la ciudad.
Normas
Entra en El País para participar