B&H logra un 17% de retorno en 12 meses comprando ‘bonos malditos’

Sus fondos invirtieron en plena pandemia en la deuda de compañías aéreas y hoteles

Rafael Valera, consejero delegado de Buy & Hold, y Julián Pascual, presidente de la gestora.
Rafael Valera, consejero delegado de Buy & Hold, y Julián Pascual, presidente de la gestora.

El mítico inversor Warren Buffett, una de las mayores fortunas del planeta, tiene una frase que han llevado al extremo los gestores de Buy & Hold: "hay que ser codicioso cuando los demás son miedosos y miedoso cuando los demás tienen los ojos inyectados de codicia".

La gestora de fondos española, con sede en Valencia, llevó esta máxima a la práctica en 2020, cuando el mundo aún estaba conmocionado por la primera pandemia mundial en un siglo. Con miles de millones de personas confinadas y restricciones para viajar por todo el mundo, los fondos de Buy & Hold comenzaron a comprar lo que nadie quería: bonos de compañías aéreas, de grupos hoteleros, de fabricantes de coches...

Su fondo especializado en deuda corporativa compró por ejemplo deuda de Carnival, el mayor operador de cruceros del mundo, en abril de 2020, cuando la compañía tenía todos sus barcos en puerto y ninguna perspectiva de reiniciar el negocio. 

"Invertimos en los bonos de Carnival cuando nadie los quería. Desde entonces, son unos títulos que se han revalorizado un 75%", explica Rafael Valera, gestor de B&H Deuda y consejero delegado de la firma. La entidad fue aumentando su exposición a este activo hasta convertirse en la primera posición de la cartera.

También adquirieron bonos de IAG (la matriz de Iberia y British Airways) -"porque es una compañía crítica para Reino Unido y España, y no la van a dejar caer"- y de TAP, la aerolínea portuguesa, y de la cadena de hoteles NH.

Un año y pico después, cuando la mayoría de estas compañías han demostrado que han podido sobrevivir a la pandemia y que van a poder pagar a sus deudores, los bonos que entonces eran malditos se han revalorizado con fuerza. El fondo B&H Deuda (con un 90% de inversión en deuda emitida por empresas) ha logrado una rentabilidad de casi el 12% en los últimos 12 meses. Y el fondo B&H Renta Fija un 17%.

Otros fondos de la casa, no tan especializados en deuda corporativa, también han aprovechado el tirón de esta estrategia. El B&H Flexible, que también tiene acciones, se ha revalorizado un 27,45% en el último año.

Buy & Hold, presidida por Julián Pascual, ha logrado también que la rentabilidad media anual de su estrategia de Bolsa haya sido del 8,5% desde su lanzamiento hace 17 años, lo que supone que los inversores originales han cuadriplicado su inversión. 

La firma optó hace dos años por trasladar la mayor parte de su negocio a fondos luxemburgueses, por los problemas de distribución entre bancos españoles. Ahora, los productos de la firma ya se pueden contratar en Bankinter, Openbank, Santander, Andbank, Myinvestor, Mapfre, Renta 4, Sabadell, IronIA... La gestora gestiona un patrimonio de 230 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar