Ayuso anuncia una rebaja de IRPF en 2022 de cuatro euros para rentas bajas y 500 para las altas

Prevé poner en marcha la reducción de medio punto por tramo de renta que anunció para su primer mandato

Promoverá una ley para tratar de blindar la autonomía fiscal de la región

Rebaja fiscal Ayuso Pulsar sobre el gráfico para ampliar

En un discurso en clave nacional trufado de ataques a la gestión del Gobierno central de Pedro Sánchez, la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid y candidata a repetir en el cargo, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado en su discurso de investidura que se dispone a poner en marcha en 2022 la rebaja de IRPF que ya había anunciado en su primer mandato.

Ayuso, que ha hecho bandera de la política de bajos impuestos de la región, ha anticipado que su objetivo es tener vigente para el 1 de enero una rebaja de medio punto en cada tramo del IRPF, lo que supondrá un ahorro de unos 300 millones de euros a más de 3,37 millones de contribuyentes madrileños.

“Este mismo año vamos a aprobar la mayor bajada de impuestos de nuestra historia”, ha anunciado. Madrid contará de esta forma con el tramo autonómico de IRPF más bajo de toda España, del 8,5%, proporcionando descuentos medios que irán desde los 4,42 euros para las rentas más bajas, las inferiores a los 12.450 euros anuales (que son el 32,5% del total), hasta los 507 euros para las más altas, a partir de los 53.407 euros (un 8% de los contribuyentes). El ahorro medio será de 98,75 al año.

Pese a estas diferencias, el equipo de Ayuso defiende que la rebaja del IRPF tendrá un mayor impacto sobre los contribuyentes de menor renta, para los que arrojará un ahorro medio del 5,6% frente al 2,75% que supondrá a las altas. El descuento medio en la tributación será del 3,44%.

Como ejemplo, Ayuso ha destacado que un madrileño con una renta anual de 20.000 euros anuales pagará 340 euros menos en impuestos que un catalán, y una media de 150 euros menos que los trabajadores de las autonomías gobernadas por los socialistas.

La presidenta en funciones ha destacado que la gestión del PP ha supuesto un ahorro fiscal que calcula en un total de 53.000 millones de euros desde 2004, a razón de 16.500 euros, de media, por cada madrileño.

Autonomía fiscal

“Iremos donde haga falta para defender nuestra autonomía fiscal y porque no se entiende un Madrid libre sin bajos impuestos”, ha defendido Ayuso, clamando contra los planes del Ejecutivo central de impulsar una homogenización fiscal que obligaría a Madrid a volver a cobrar el impuesto de Patrimonio, bonificado al 100% en la región, y previsiblemente a subir Donaciones y Sucesiones.

“Traeremos una ley de defensa de nuestra autonomía financiera”, ha anunciado ante la Asamblea de Madrid la candidata del PP. “Cada vez que alguien nos hable de dumping fiscal, efecto capitalidad o efecto aspiradora les recordaremos que somos la región más solidaria de todo el país, si nos va mal a nosotros le va mal a toda España”, ha defendido.

Apoyo a los jóvenes y vivienda pública

En paralelo, Díaz ha anunciado que los jóvenes madrileños que vivan de alquiler podrán deducirse hasta 1.200 euros en el IRPF, un 20% más que el límite actualmente vigente en la comunidad.

La medida beneficiará a los contribuyentes menores de 35 años -o de hasta 40 en el caso de que tengan obligaciones familiares o estén en paro- con bases imponibles de hasta 25.620 euros anuales en la declaración individual (o 36.200 en la conjunta). Se espera que el plan, con un coste de unos 10 millones, afectará a 50.000 contribuyentes.

Además, Ayuso ha anunciado la construcción de 15.000 viviendas en dos años para alquiler social que permita emanciparse a los jóvenes. De momento, ha concretado, hay en construcción 266 viviendas, algo más de un millar pendiente de tramitación y una oferta para promover un total de 5.000.

De otra parte, Ayuso prevé crear una oficina antiokupación alegando que hay un problema nacional que pone en riesgo la propiedad privada.

Ayudas a la natalidad

La candidata a la presidencia, que previsiblemente podrá conquistar en solitario gracias a su arrolladora victoria en los comicios anticipados del pasado mes de mayo, ha destacado que la política de impuestos bajos, la descarbonización y las ayudas a la natalidad y la maternidad.

En este último campo, Ayuso ha anunciado ayudas de 14.500 euros por hijos para madres menores de 30 años, que lleven 10 años empadronadas en la región y cobre menos de 30.000 euros anuales, para hacer Madrid “la región de las familias”. El plan conlleva pagos de 500 euros mensuales desde el quinto mes del embarazo hasta que el hijo cumpla dos años de edad.

Menos consejerías, más libertad empresarial

Más allá, Ayuso ha avanzado que reducirá de 13 a nueve el número de consejerías de la Comunidad, una vez que se ha deshecho de sus socios de Gobierno de Ciudadanos, que ocuparon la vicepresidencia y varias de los asientos del Ejecutivo regional durante los dos últimos años. “Pretendo que la Comunidad de Madrid sea un ejemplo de austeridad en el gasto público”, ha dicho.

La presidenta ha defendido su gestión de la pandemia, que habría permitido superar lo peor de la expansión del Covid-19 sin imponer cierres generalizados de la actividad, y ha avanzado que promoverá nuevas inversiones en la región para apuntalar la recuperación.

En este sentido, Ayuso ha avanzado que impulsará una regulación que permita a los empresarios de cualquier otra región operar en Madrid sin necesidad de ningún tipo de permiso adicional. Además, ha añadido, tendrá como ejemplo de gestión a países como “Luxemburgo, Suiza, Francia y Reino Unido”. “En resumen la receta económica de Madrid es la libertad, y seguiremos apostando por ella”, ha concluido.

Normas
Entra en El País para participar