Banca

CaixaBank flexibiliza su plan de ajuste para conseguir el máximo de salidas voluntarias

Los sindicatos consideran insuficiente la nueva propuesta y mantienen la huelga para el día 22

Una oficina de CaixaBank
Una oficina de CaixaBank

Nuevo episodio del proceso de negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) CaixaBank ha vuelto a suavizar sus condiciones para la salida de 7.400 empleados, pero aún no hay acuerdo y se mantiene la convocatoria de huelga para el próximo día 22.

CaixaBank ha planteado hoy a la representación laboral de los trabajadores (RLT) su disposición "a facilitar al máximo que las salidas de empleados que se produzcan a consecuencia del proceso de reestructuración de la entidad sean voluntarias".

Según fuentes de la dirección de la entidad han trasladado durante la reunión de negociación mantenida hoy, “la voluntariedad es para CaixaBank un elemento clave e indispensable del plan de reestructuración y ha de ser el criterio absolutamente prioritario por el cual han de producirse las salidas de personal”.

Entre las medidas que podrían aplicarse para maximizar la voluntariedad, el banco explica que ve factible incorporar a la propuesta actual que se está negociando mecanismos adicionales como el establecimiento de cupos máximos de salidas por tramos de edad o la incorporación de criterios de prelación que ordenen qué personas tendrían prioridad a la hora de aceptar su solicitud de baja voluntaria. Este tipo de medidas serían alternativas a la limitación del porcentaje de salidas de mayores de 50 años al 60% del total. 

Los sindicatos consideran, no obstante, que estas medidas son insuficientes, ya que sigue los criterios de salidas forzosas por cupo en provincias.

En lo que respecta a la propuesta de modificación de condiciones laborales, la entidad ha reiterado su intención de que el nuevo marco que se pacte implicará cambios "solo para aquellos empleados para quienes las nuevas condiciones supongan una mejora o a las nuevas incorporaciones que puedan llegar en el futuro. Todos los empleados de CaixaBank actuales mantendrán su remuneración actual a título personal", explica.

Y añade que la mayoría de cambios en el marco de remuneración incluidos en la propuesta inicial se retiraron de la negociación en la reunión del pasado 1 de junio.

El trabajo en este punto está centrado en aspectos clave ligados al desarrollo del modelo de negocio, medidas para facilitar la organización de las oficinas del ámbito rural y los ofibuses y la reforma del sistema de previsión social.

 

 

Normas
Entra en El País para participar