UGT pide la vuelta de la publicidad a RTVE en el nuevo plan estratégico

Reclama que las plataformas de vídeo participen en la financiación

La Corporación perdió 31,6 millones de euros en 2020

UGT ha presentado su propuesta para el nuevo plan estratégico de la Corporación Radio Televisión Española (CRTVE). Un programa que tiene tres ejes: buen gobierno, incluyendo la recuperación del liderazgo en audiencias y una financiación estable; la transformación digital y la producción transversal de contenidos.

En su propuesta, UGT pide la vuelta de la publicidad a RTVE, al menos de una forma limitada. El sindicato señala que participar en el mercado publicitario, aunque sea de forma limitada, beneficiaría la competencia en el sector. “El modelo francés, que inspiró la actual Ley de Financiación, tiene cuatro vías de financiación para la televisión pública: canon por televisor; 0,9% sobre los ingresos a las telecos; un 3% sobre los ingresos publicitarios de las televisiones privadas; y una presencia de publicidad en pantalla de sólo un 25%”, dice el sindicato, que añade que hay un duopolio de facto que acapara más del 95% de los ingresos publicitarios en televisión abierta. Según el sindicato, CRTVE, de ser así, no recibiría la compensación del 3% de los beneficios brutos de explotación de las concesionarias de televisión en abierto, lo que supondría un ahorro para los operadores privados.

En la propuesta se pide fijar el suelo presupuestario de RTVE, eliminar las limitaciones sobre la tasa de reserva del dominio radioeléctrico, recuperar la totalidad de la aportación del Estado por compensación directa, la inclusión de los actores de internet con contenidos audiovisuales e ingresos publicitarios entre las entidades que deben contribuir a la financiación de RTVE, y la obligación de aportación para los proveedores de contenido audiovisual en plataformas como Netflix, HBO, Filmin, Amazon Prime, Rakuten y Sky, y redes sociales como Facebook y Twitter.

Con respecto a estas últimas, UGT explica que, como parece que insinúa el Ministerio de Economía, son actores relevantes en el mercado audiovisual y deben contribuir de forma acorde a su facturación o ingresos y nunca por debajo del 0,9%, como ya hacen las empresas de servicios de telecomunicaciones.

En relación a la actual situación financiera, el nuevo presidente de la Corporación Pública, José Manuel Pérez Tornero, informó ayer al consejo de administración que RTVE perdió 31,6 millones en 2020, y acumula una deuda, a final de abril, de 184,1 millones, informa Servimedia. Además, RTVE deberá desembolsar próximamente en torno a 126,2 millones adicionales por concepto de IVA.

Normas
Entra en El País para participar