La norma en las ayudas a autónomos que limitará su cobro, y que ya genera reclamaciones

FETAVE denuncia que las ayudas solo pueden ser efectivas cuando haya facturas pendientes de pago, además de que llegarán en septiembre en la mayoría de los casos. Reclaman un cambio en la redacción del articulado, para no generar discriminaciones.

La norma en las ayudas a autónomos que limitará su cobro, y que ya genera reclamaciones

La Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE) ha denunciado que en España existe un agravio comparativo entre empresas y trabajadores autónomos para percibir las ayudas directas para hacer frente a la Covid-19.

FETAVE denuncia que hay comunidades autónomas, como ocurre en Castilla y León o en Madrid, que han señalado que las ayudas solo podrán ser efectivas contra facturas pendientes de pago, por lo que deberán utilizarse para pagar deudas a proveedores o acreedores financieros.

En ese sentido, se ha solicitado al Ministerio de Hacienda la modificación de dicha disposición. La Federación considera que dicha interpretación es “contraria al Real Decreto-ley 5/2021”. A su juicio, dicha interpretación debería poder recurrirse por su “presunta ilegalidad”, han indicado aunque aún no han obtenido respuesta.

Desde la Federación consideran que esa interpretación promueve que las empresas incumplan la ley antimorosidad. “Las facturas estarían pagadas antes de recibir las ayudas y por ello no podrían recibirlas”, señalan añadiendo que tendrían la opción de renunciar a las ayudas.

Sin recibir ayudas directas

La Federación ha indicado que tras quince meses del primer estado de alarma, las empresas españolas son “casi las únicas” que no han recibido las ayudas directas. En ese sentido han apuntado que España se ha convertido también en líder al ser el “Estado más cicatero en ellas”, en alusión a las ayudas.

FETAVE ha puesto de manifiesto que los importes que se han puesto a disposición de las empresas y de los autónomos suponen solo el 0,06% del PIB. Eso significa unos 700 millones de euros. Han comparado este dato con el de otros países europeos como Alemania, donde las ayudas suponen el 3,5% del PIB; o Italia, con un 1,5%, o Francia, con un 1%.

Recuerdan que el 11 de marzo se anunciaron los 7.000 millones de ayudas directas para que los trabajadores autónomos y las empresas pudieran recuperarse de la crisis. Sin embargo, tras casi tres meses, excepto Madrid y Castilla y León y Valencia, denuncian que el resto de comunidades autónomas no han anunciado cómo las harán efectivas.

Normas
Entra en El País para participar