Textil

Inditex se acercará al beneficio previo al Covid este ejercicio, según Morgan Stanley

Reconoce que su modelo de negocio es “de los más atractivos” de su cobertura

Clientes esperan entrar a una tienda de Zara en Nantes
Clientes esperan entrar a una tienda de Zara en Nantes REUTERS

La rápida recuperación que está mostrando Inditex en sus niveles de ventas, aún sin tener el 100% de su red de tiendas ni la totalidad de los horarios comerciales disponibles, es también reconocida por quienes suelen ser más críticos con el desempeño del gigante textil gallego. Morgan Stanley, habitualmente exigente en los análisis que hace de la compañía, admite en su último informe que Inditex va un paso por delante del resto de operadores del sector en el ansiado retorno a la actividad previa a la pandemia.

La entidad financiera inicia su análisis asegurando que el de Inditex “es uno de los modelos de negocio más atractivos” en toda su cobertura empresarial. “Tiene un modelo operativo líder y una cadena de suministro que le proporciona ventajas competitivas significativas y la habilidad de navegar de forma segura por los tiempos del Covid-19”, describe.

La compañía registró en el primer trimestre del su ejercicio fiscal 2021, entre febrero y abril, unas ventas un 50% superiores a las de hace un año y un 16% inferiores a las de 2019, con un beneficio de 421 millones. Pero también informó de crecimientos del orden del 5% en las primeras semanas del segundo trimestre. “La recuperación a corto plazo es bastante clara”, dice Morgan Stanley. Para este ejercicio calcula unas ventas cercanas que rozarán los 26.000 millones, un 8% inferiores a las del último ejercicio previo a la pandemia, con un beneficio neto de 3.310 millones, cerca de los 3.639 de 2019. El ebitda también volvería a superar los 7.000 millones.

Este será el primer paso para una recuperación completa durante 2022. Cuando acabe ese año, el banco de inversión estima que los ingresos ya estarán a la altura de los 2019, sobre los 28.000 millones, y con un beneficio ya superior, acercándose a los 4.000 millones. Para los ejercicios siguientes estima un crecimiento de ventas al año de entre el 4% y el 6%.

Sin embargo, Morgan Stanley también muestra sus dudas. Explica que, sin un crecimiento sustancial de su superficie de venta, puede abrirse la puerta a una posible canibalización de ventas entre el online y el offline, aunque sigue teniendo buenas perspectivas a medio plazo con ganancias de cuota y con un negocio online “como elemento diferenciador clave”, gracias a un posicionamiento “de productos y precio adecuados, con una propuesta ligada a la moda y un fuerte poder de marketing que, pensamos, le puede permitir ganar más cuota de mercado”.
Además, y pese a lo que se pueda pensar, Morgan Stanley cree que la creciente peso de la venta online del grupo [del 32% en 2020] no afectará a sus márgenes. Todo lo contrario.

“La progresiva mejora de la rentabilidad debería estar también apoyada por el cambio de hábitos hacia la compra online. Inditex ya ha superado su objetivo de que represente más del 25% de sus ingresos, y aunque el crecimiento de este canal irá desacelerando en el mundo pos-Covid, creemos que esa penetración continuará creciendo a largo plazo, lo que debería respaldar los márgenes del grupo”.

Por otra parte, Morgan Stanley valora Inditex en un precio objetivo de 31 euros por acción, ligeramente por debajo de su cotización actual y en un escenario base. En uno de aceleración muy acelerada elevaría ese precio objetivo a 45 euros.

Normas
Entra en El País para participar