La escalada del IPC de EE UU deja frías a las Bolsas

El Ibex cede un 0,24%

Ibex 35
Parqué de la Bolsa alemana. EFE

La inflación en EE UU y la reunión de política monetaria del BCE eran las grandes referencias de la sesión y la semana y no han decepcionado. Mientras el BCE ha cumplido con el guion y ha acordado mantener sin cambios el ritmo de compra de activos, el IPC de la primera economía del mundo ha sorprendido. Después de unas semanas en las que las debilidades del mercado laboral estadounidense daban argumentos a la Reserva Federal para mantener sin cambios los estímulos, el alza de precios pone nerviosos a los inversores. En mayo la inflación repuntó un 0,6%, una décima más de lo esperado.

Aunque el ascenso es moderado, lo que más inquietud genera es el fuerte repunte de la tasa interanual, que escala al 5%, su tasa más alta desde septiembre de 2008. Más espectacular resulta el ascenso de la inflación subyacente que se dispara al 3,8%, el dato más elevado en 29 años y toda una prueba de fuego para ver cómo de tolerante será el banco central. Unas cifras que pese a todo han dejado fríos a los mercados de renta variable, a la deuda y a las divisas. 

Y es que esas referencias han sido suficientes para sacar a las Bolsa de su atonía. El Ibex 35 que durante la jornada se ha movido sin rumbo fijo se ha llegado a anotar un 0,3% impulsado por los bancos (que llegaron a subir un 3%) ha finalizado con una caída del 0,24%. Santander sube un 1,8%. No muy lejos se sitúan el resto de entidades. BBVA suma un 0,1%; Sabadell, un 1,2%; CaixaBank, un 0,4% y Bankinter, un 0,9%. Junto a las entidades, que celebran el alza de los rendimientos de la deuda y la mejora de las previsiones macroeconómica, ArcelorMittal y Telefónica completan la lista de valores más alcistas con avances del 2,8%.

La peor parte es para Meliá y Siemens Gamesa, que caen respectivos 3% y 4%. Inditex también cae un día después de haber publicado sus cuentas y a pesar de que éstos batieron las previsiones de los analistas. De hecho, al menos nueve casas de análisis han revisado al alza la valoración que tienen para la compañía. Las acciones de Inditex pierden hoy alrededor del 1%.

Al igual que el Ibex 35 el resto de índices europeos intentan dejar atrás las caídas, aunque sus movimientos continúan siendo muy estrechos, una tendencia que impera desde comienzos de mes.

Más activo se muestra el mercado de deuda, el más dependiente de los tipos de interés. El alza de los precios en EE UU empujan hacia arriba los rendimientos de la deuda. El bono de EE UU que ayer bajó del 1,5% por primera vez en tres meses ha llegado a repuntar al 1,52% aunque ahora baja de nuevo del 1,5%. Los ascensos se trasladan también a la deuda de la eurozona. El bono español a 10 años, que en niveles intradía llegó a caer al 0,39% se sitúa ahora en el 0,%, aunque ha llegado a alcanzar el 0,42%, mientras el bund, que ha llegado a subir al -0,229%, regresa al -0,236%. Los inversores vuelven a poner en duda la capacidad de la Fed para mantener sin cambios los estímulos. El alza de la inflación es vista como una de las grandes amenazas pese a que los bancos centrales han reiterado por activa y por pasiva que las subidas son puntuales y obedecen al efecto base.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo suben por las esperanzas de una mayor demanda de las economías occidentales, que se están reabriendo de los bloqueos por el coronavirus. Unas esperanzas que se han visto confirmadas por un informe de la OPEP, que afirma que prevé un aumento de la demanda en el segundo semestre del 5% respecto a los seis primeros meses de 2021, con lo que la media de todo el año se situaría en los 96,58 millones de barriles diarios.

Los futuros del crudo Brent suman un 0,6%, a 72,7 dólares el barril, mientras que los del crudo Texas se anotan un 0,5% y superan los 70 billetes verdes.

Normas
Entra en El País para participar