Textil

Uno de cada cuatro comercios textiles cerraron en España en 2020 por la pandemia

Según datos de la patronal Acotex, el sector perdió más de 7.000 millones en ingresos

Textil en 2020 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El comercio textil continúa sufriendo los impactos de la pandemia. Pese a que grandes grupos como Inditex empiezan a registrar ingresos en niveles previos a la crisis, el conjunto del sector continúa lejos de superar un bache que ya se ha llevado por delante un buen número de establecimientos.

En concreto, uno de cada cuatro puntos de venta de este sector cerró sus puertas durante el año pasado, según los datos publicados este jueves por la patronal Acotex. Estos hablan de que, a cierre de 2020, estaban en funcionamiento un total de 47.101 puntos de venta, un 24% menos que en 2019. Dicho de otra manera, en el último año se han perdido casi 15.000 establecimientos, lo que también ha ido de la mano de una pérdida importante de empleo. El número de trabajadores en establecimientos textiles era de 172.432 a la conclusión del año pasado, 26.680 menos, lo que supone una caída de 13%. Una cifra que no incluye trabajadores en ERTE.

"2020 fue un año catastrófico, pero a medida que pasan los meses y la situación no se recupera el número de cierres y de despidos puede ir a más", ha explicado este jueves el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, que ha detallado que el mayor número de cierres los han sufrido los formatos pequeños y multimarca, generalmente regentados por empresarios individuales y lejos de las capacidades financieras de las grandes cadenas.

En el conjunto del sector, la facturación de 2020 fue de 10.619 millones. Es la cifra más baja desde que se tienen datos (1997), y supone un retroceso del 41,26% frente a 2019. En solo un año, el comercio textil perdió casi 7.500 millones en ingresos. Los que mejor han aguantado el tirón han sido, precisamente, las cadenas especializadas, que elevaron su peso sobre la facturación total del sector del 34,1% de 2019 al 37,4%. También crecieron en este punto los hipermercados, hasta el 28,2%, y los outlets se mantuvieron estables en el entorno del 15%. Peor le fue a las tiendas multimarca. Del 17% que representaban en 2019 pasaron al 10,2% en 2020.

"Las cadenas están más enfocadas a un mercado más 'casual', que puede responder mejor. La situación pandémica se está superando pero la económica no. No estamos en un punto de optimismo pese a que en las últimas semanas sí se ve una mayor alegría, y que cuando caen las restricciones la gente vuelve a las tiendas. Pero la preocupación son ahora esas consecuencias económicas", ha explicado Zamácola, que ha lamentado el "abandono" que a su juicio ha sufrido el sector por parte de las administraciones.

"No se escucharon nuestras propuestas, la desescalada del año pasado fue caótica, tenemos que pagar el 100% de las cuotas de los trabajadores en ERTE, las ayudas han llegado tarde y mal... Lo que pedimos ahora es que nos dejen en paz", ha explicado, resaltando que "con las caídas de ventas que siguen existiendo y todo el sufrimiento de estos últimos meses será imposible recuperar las plantillas que había antes de la crisis".

Para el portavoz de Acotex, 2021 es un año de "supervivencia". Según el barómetro que elabora la asociación, las ventas registradas en mayo están un 15% por debajo de las del mismo mes de 2019. Es el mejor dato desde que empezó la crisis sanitaria. De cara a las rebajas, Zamácola espera que "sean buenas o que, al menos, ayuden a sobrevivir, a generar caja y tesorería. Ya no es ganar un poco más o menos, es mantener abierto el negocio".

Normas
Entra en El País para participar