El Ibex escapa a las pérdidas con el impulso de las turísticas

Las Bolsas europeas registran signo mixto con el petróleo en máximos de dos años

Ibex 35
Vista del interior de la Bolsa de Madrid. EFE

Desde inicios de mes la cautela es la tendencia dominante en los mercados, una corriente que hoy se impuso con fuerza. Los inversores no se atrevieron a hacer apuestas un día antes de las grandes referencias de la semana: la reunión del BCE y los datos de inflación en Estados Unidos. En una jornada en la que los precios del petróleo marcaron máximos de dos años y las rentabilidades de la deuda cayeron a su nivel más bajos en un mes, el Ibex 35 logró escapar a las pérdidas. El impulso de las firmas turísticas no fue suficiente y el selectivo concluyó la sesión en tablas (0,03%), alejado de la barrera de los 9.200 puntos.

Aena (4,28%), Meliá (1,93%), IAG (2,9%) y Amadeus (3,16%) celebraron la decisión del Centro de Control de Enfermedades Infecciosas de EE UU de relajar las restricciones a viajar a 61 países, entre ellos a España. Por encima de las firmas turísticas se situó Indra (4,56%) después de descartar la venta de su negocio hipotecario y coincidiendo con su participación, junto a SEPI Desarrollo Empresarial (Sepides), Airbus y Tikehau Capital, en la creación de un fondo de 100 millones para asistir a empresas españolas vinculadas al sector aeronáutico.

En el lado de las caídas, destacaron Acciona (-4,33%), Inditex (-2,17%) y los bancos BBVA (-0,9%), Sabadell (-1,46%), Bankinter (-1,22%), CaixaBank (-1,2%) y Santander (-0,5%). El gigante textil ha recibido sus cuentas con alzas de más del 1% en los primeros compases de la sesión, pero luego ha aflojado y ha girado a la baja.

Lo más destacado de la sesión ha sido el comportamiento de la renta fija. La rentabilidad del bono estadounidense bajó del 1,5% por primera vez en tres meses. Los inversores empiezan a creer que la Reserva Federal está lejos de reducir su estímulo. Aunque las presiones inflacionistas no han desaparecido, la debilidad del mercado laboral aleja en el tiempo la normalización monetaria. MacroYield señala que en Estados Unidos los débiles datos de empleo conocidos recientemente responden en parte a la dificultada que están teniendo las empresas para cubrir puestos de trabajo. A su juicio, esto podría resolverse en junio. "Y siendo la debilidad del empleo uno de los principales factores que mantiene a los inversores tranquilos respecto a lo que hará la Fed, nos parece que la reunión de la próxima semana de la Fed y el dato de empleo que conoceremos a primeros de julio, serán dos elementos de riesgo para los mercados", apuntan desde la firma.

La caída de las rentabilidades tuvo su réplica en Europa con el bono español en 0,4% y el bund en el -0,25%. Desde Renta 4 apuntan al "creciente riesgo geopolítico ante el aumento de tensiones EEUU-China tras la decisión del presidente Biden de impulsar un grupo de trabajo para mejorar la resiliencia de las cadenas de suministros, a la vez que se plantean nuevos aranceles sobre la exportación de tierras raras de China".

En el mercado de las materias primas el Brent se mantuvo en los 72 dólares, máximos de dos años.

Normas
Entra en El País para participar