Capital riesgo

Tresmares prevé invertir este año hasta 800 millones en las empresas españolas

El gestor de activos cerró operaciones por 345 millones en el año del Covid

Borja Oyarzábal, socio fundador y consejero delegado de Tresmares Capital.
Borja Oyarzábal, socio fundador y consejero delegado de Tresmares Capital.

Nació en un momento histórico. Tresmares Capital se puso de largo hace un año, al tiempo que estallaba el Covid-19, de la mano de Borja Pérez Arauna y Borja Oyarzábal, y con el apoyo de Banco Santander. La firma, que no quiere escasillarse en las definiciones clásicas de gestor de capital riesgo o de deuda, se lanzó con una munición de 1.075 millones de euros, y el año pasado concluyó inversiones por 345 millones. Su objetivo es llegar en el presente ejercicio a una horquilla de 700 a 800 millones de euros.

Borja Oyarzábal muestra un rostro muy diferente al de otros ejecutivos del sector financiero. Considera que la banca debe hacer todo lo posible para corregir la visión negativa que arrastra desde el estallido de la crisis financiera de 2008 y se muestra orgulloso de su trabajo: ayudar a las pequeñas y medianas empresas españolas para que puedan crecer e internacionalizarse. Para ello, Tresmares cuenta con una ventaja diferencial única: un sistema que le proporciona una inteligencia de mercado que monitoriza más de 90 tendencias. La plataforma es completamente proactiva.

El equipo, con unas 40 personas, es el que busca a las empresas, y no al contrario. Pese al estallido de la pandemia, Tresmares cerró operaciones por 345 millones en líneas de financiación para fondos, capital riesgo y deuda tradicional. “Aunque fue complicado por el Covid, hemos conseguido superar los objetivos. Hemos analizado 232 compañías con profundidad y hemos cerrado operaciones con 18, tras haber comenzado el 20 de abril de 2020”, indica el socio fundador y consejero delegado de Tresmares.

El objetivo de Tresmares es alcanzar una inversión de 700 a 800 millones de euros este ejercicio, entre financiación directa y capital riesgo. Y exhibe como ventaja su posicionamiento. “A día de hoy, analizamos más de 70 operaciones, además de las ya cerradas. Tresmares es un gestor de activos nativo digital. Esto nos permite optimizar costes y ofrecer nuevos servicios basados en tecnología e innovación a las compañías con las que trabajamos”, explica el directivo, artífice junto a Borja Pérez de Arauna del lanzamiento en 2003 de la gestora de inversiones alternativas Qualitas, en las oficinas de la firma situadas en la calle Serrano de Madrid.

“Es un ejemplo, entre otros que se están produciendo en el mercado, donde se ofrecen alternativas a la financiación tradicional cada vez más populares, basadas principalmente en distintos modelos de deuda privada”, añade Oyarzábal.

La firma está ampliando su capacidad de inversión actual, con nuevos formatos de coinversión en capital y también arrancando sus primeras oportunidades fuera de España. Así, el ejecutivo adelanta que Tresmares abrirá la primera oficina internacional este año en Portugal. “Para nosotros es clave situar a Tresmares como una empresa de servicios, con una clara vocación de apoyo y con un alto sentido de la responsabilidad social corporativa”, sentencia

Las últimas inversiones con su brazo de capital riesgo

De los 1.075 millones con los que partió Tresmares hace un año, 175 están destinados a inversiones de capital riesgo. La duración está fijada en el entorno de los 10 años, con un objetivo de rentabilidad del 25%, un 2% de comisión fija y otra variable por éxito sobre el 20% de las plusvalías. Pero la firma no solo está pendiente de la parte financiera: la responsabilidad social es una de las banderas en sus inversiones. Así, el año pasado entró en Formaspack, empresa de referencia en la economía circular con envases y láminas para la industria alimentaria, y Espublico, especializada en soluciones tecnológicas. Tresmares también contribuyó a financiar la compra de Logalty por MCH, entre otras grandes operaciones.

Normas
Entra en El País para participar