Energía

Acciona echa a andar la OPV de sus renovables y manda a la CNMV el folleto

La compañía envía al regulador una parte del folleto y espera obtener pronto el visto bueno del documento que falta

Jose Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
Jose Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Ya es oficial y está negro sobre blanco. Acciona ha registrado ante la CNMV una parte del folleto de la salida a Bolsa de su filial de energías renovables. La compañía que preside José Manuel Entrecanales aspira a colocar en el mercado más del 25% de su filial, que supone buena parte de su negocio. Las valoraciones de los analistas rondan entre los 10.000 y los 12.000 millones.

La compañía explica que la capitalización de 1.859 millones de euros de deuda por parte de la matriz ejecutada en marzo no se ha traducido en una ampliación de capital, sino que ese importe se ha ido directamente a reforzar los fondos propios como beneficios retenidos. Así, a cierre de marzo este epígrafe contaba con 4.304 millones de euros, frente a los 2.389 millones que tenía anotados en diciembre de 2020. Esto se ha reflejado en los 4.708 millones de fondos propios, cuantía que se ha disparado un 76% en tres meses.

El objetivo de la salida a Bolsa es doble. Por un lado, la matriz espera reducir su pasivo y dar la oportunidad a su filial de que financie con facilidad su ambicioso plan de crecimiento en energías renovables, con el que espera duplicar su potencia instalada hasta superar los 20 GW durante los próximos años. Por el otro, busca poner en valor la filial que aporta el 80% del ebitda y con los fondos obtenidos desendeudar la matriz.

El anuncio de Acciona echa a andar el calendario de la mayor OPV del mercado español en los últimos años. El mercado espera que la CNMV dé el visto bueno al resto del folleto que la compañía le enviará esta semana, incluso este mismo jueves. A partir de ahí, la compañía lanzará el road show con todos los datos, si bien con el actual documento ya puede realizar presentaciones entre inversores con datos negro sobre blanco. Así apuntalará la intensa campaña de reuniones con inversores y analistas de los últimos meses. El objetivo es que Acciona Energía empiece a cotizar en la última semana de junio.

La compañía reta con esta macrocolocación las dudas sobre una burbuja en el sector español de las renovables. Capital Energy y Opedenergy se vieron obligadas a dar marcha atrás en su plan para debutar en el mercado. Y Ecoener lo hizo, aunque dejando el precio de salida en el mínimo y rebajando la ampliación a la mitad, hasta 100 millones desde un máximo de 200, y con un importantes caídas en su primer día de cotización.

La financiación de Acciona Energía se centrará en deuda con recurso a la matriz, en lugar de emplear pasivo para proyectos concretos, como suelen hacer otras empresas de energías renovables. Además del crédito verde de 2.500 millones de euros con el que saldará las deudas con su matriz, la compañía tiene listos para su aprobación dos programas de emisión de deuda. Uno de deuda a medio plazo (con vencimientos máximos de cinco años) por un máximo de 3.000 millones de euros, así como otro de pagarés (con un plazo que va desde días hasta un máximo de dos años).

Normas
Entra en El País para participar