Banca

El Banco de España advierte de que la incertidumbre por litigiosidad puede encarecer el crédito

Mantiene que puede terminar limitando o encareciendo el acceso al crédito, perjudicando al cliente bancario

Margarita Delgado
Margarita Delgado

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha advertido este viernes de que la incertidumbre asociada a la litigiosidad "puede terminar limitando o encareciendo el acceso al crédito, perjudicando al cliente bancario".

Así lo ha afirmado durante su intervención en la Jornada de Derecho Bancario organizada por el Colegio de Abogados de Málaga, donde ha señalado que los juzgados creados para tramitar reclamaciones de cláusulas suelo ya han recibido más de 570.000 reclamaciones, de las que más de 250.000 siguen pendientes de resolución.

"Está claro que la falta de certidumbre legal impide anticipar los costes y riesgos asociados a una transacción, lo que afecta, en particular, a operaciones a muy largo plazo, como una hipoteca. No resulta sorprendente que las entidades incorporen en los precios los costes asociados a dicha incertidumbre", ha añadido.

Además, ha considerado que la seguridad jurídica "es un bien a proteger, dado que actúa en beneficio de todos"; precisamente, ha defendido la Ley de Crédito Inmobiliario puesto que protege al cliente y "favorece la seguridad jurídica reduciendo significativamente los riesgos de litigiosidad".

En su intervención, Delgado ha destacado la evolución normativa del sector bancario que ha llevado a que en la actualidad las entidades "no solo informen, sino que actúen de manera aún más honesta, imparcial, transparente y profesional que antes".

Además, ha destacado que la evolución de la supervisión "desde un modelo de exigencia centrado en el mero cumplimiento a otro en el que el foco se pone en la conducta de la entidad hacia sus clientes".

RIESGOS NO FINANCIEROS

Delgado también se ha referido a los riesgos no financieros, aquellos relacionados con malas prácticas o incumplimientos propios del riesgo de conducta, así como aquellos eventos relacionados a la reputación, gobernanza o ciberseguridad.

En este sentido, ha explicado que, a diferencia de los riesgos de crédito o de mercado, los no financieros son "más difíciles de cuantificar", a pesar de que llevan acaparando la atención de reguladores y supervisores al menos desde 2004, tras la aprobación de Basilea II, y ha considerado "fundamental" que supervisores y entidades centren sus esfuerzos en mitigarlos.

"A diferencia de otros riesgos, no se trata tanto de plantearse qué deberían hacer las entidades, sino de cómo deberían hacerlo. Se trata de mejorar la calidad de los procedimientos internos, los sistemas de IT, la estructura de gobernanza o la función de cumplimiento", ha señalado como algunas de las mejoras.

Por último, ha puesto en valor la importancia de la educación financiera de los clientes finales. "La educación y el conocimiento financiero son herramientas fundamentales para mejorar la inclusión financiera, pero también para prevenir futuras crisis y favorecer la estabilidad financiera", ha afirmado Delgado.

Normas
Entra en El País para participar