Criptoactivos

El presunto fraude de Nimbus se enreda en la justicia

La plataforma, investigada por presunta estafa piramidal, sigue operativa

Vista de un bitcoin, la moneda virtual de mayor valor del mercado.
Vista de un bitcoin, la moneda virtual de mayor valor del mercado. EFE

La plataforma de compraventa de criptomonedas Nimbus asegura que, a pesar de que un informe forense de la Guardia Civil asegura que habría estafado cerca de 136 millones de euros en una presunta estafa piramidal, sigue plenamente operativa y que no está involucrada en fraude alguno. La firma asegura estar operando en 121 países y contar con más de 50.000 inversores.

La plataforma está siendo investigada por el juzgado de instrucción número 4 de Huelva, que ha abierto diligencias previas por presunta estafa a instancias de una denuncia de un despacho de abogados, y este tribunal se habría inhibido a favor de la Audiencia Nacional ante la posibilidad de que haya afectados en otras provincias. Por el momento, la Audiencia Nacional ha devuelto el caso al juzgado de Huelva para que siga con el proceso de instrucción y ya adoptará más tarde su decisión. 

Nimbus se encuentra entre las entidades sobre las que periódicamente alerta la CNMV, bien por tratarse de chiringuitos financieros y no contar con autorización para actuar como entidades de servicios de inversión, o por tratarse de otras entidades sobre las que prefiere advertir a los posibles usuarios. Este es el caso de Nimbus y de las grandes plataformas de intercambio de criptoactivos como Binance y Coinbase.

La plataforma, radicada en Malta y que tiene a Jorge Sebastião como director ejecutivo, asegura que está siendo investigada por presunta estafa piramidal debido a las acusaciones de una persona. Es un abogado sobre el que ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Madrid. Según Nimbus, "la fuente de estas graves acusaciones tiene su origen en un solo abogado, el señor Carlos Aránguez, que encabeza una denuncia".

En la denuncia de Nimbus se apunta que el letrado está realizando una campaña de desprestigio hacia la plataforma "a fin de aptar clientes para la supuesta acción judicial que ha emprendido (...), sin que exista prueba que lo acredite" y ve indicios de estafa, si lo publicado hasta la fecha ha servido para "atraer inversores al despacho". 

Nimbus aclara además que el italiano Andrea Zanon no es ni fundador, ni uno de sus accionistas y que fue contratado como CEO externo para construir el equipo de Nimbus, tras lo cual su contrato finalizó en junio de 2020. Desde entonces, afirma, no existe ninguna relación laboral entre la plataforma y el consultor del Banco Mundial.

Normas
Entra en El País para participar