Indicadores PMI

La actividad manufacturera española creció en mayo al mayor ritmo desde 1998

El índice registró un valor de 59,4 frente al 57,7 de abril graciasa al resurgir de la demanda ante el alivio de las restricciones

Una vista de la cadena de montaje de la factoría que General Motors España.
Una vista de la cadena de montaje de la factoría que General Motors España. Efe

El economía manufacturera sigue tomando impulso pasado ya lo peor de la pandemia y la actividad de las fábricas españolas registró en mayo su mayor crecimiento mensual en 23 años, gracias sobre todo al resurgir de la demanda ante la reducción gradual de las restricciones por el Covid-19.

El índice de gestores de compras (PMI) elaborado por IHS Markit para el sector manufacturero subió hasta 59,4 el mes pasado, frente a los 57,7 de abril, su nivel más alto en más de dos décadas. El indicador superó el umbral de 50, que indica una expansión de la actividad, por cuarto mes consecutivo. La expansión de mayo responde al incremento de la cartera de pedidos, el fuerte incremento de la producción y la nueva creación de empleo.

La aceleración de la producción y de los nuevos pedidos fue el motor del PMI en mayo. En cuanto a las ventas, el aumento neto fue el más pronunciado registrado por la encuesta desde diciembre de 2006, en medio de los informes sobre el aumento de la demanda, tanto nacional como internacional. Las nuevas exportaciones registraron el mayor aumento de los últimos tres años y medio, gracias a la mayor demanda de los países europeos vecinos, que también han ido relajando las limitaciones por la pandemia.

La producción aumentó a su mayor ritmo desde hace más de 14 años, ya que las empresas la incrementaron en respuesta al aumento de las ventas. No obstante, la producción se ha visto limitada en cierta medida por las restricciones de la oferta. De hecho, los últimos datos muestran que los plazos medios de entrega de los insumos se deterioraron a un ritmo sólo superado en la historia por la encuesta de abril de 2020, en pleno confinamiento.

"El crecimiento está siendo impulsado por la actual reapertura de las economías y la continua fortaleza de la demanda, tanto a nivel nacional como en Europa", asevera Paul Smith, economista de IHS Markit. "Aunque se espera que las dificultades de la oferta por la escasez de productos provoque inevitablemente presiones inflacionistas", añadió.

El incremento de la producción supuso un aumento de la carga de trabajo en las plantas, hasta tasas de 2002, lo que generó un crecimiento del empleo o la reincorporación de algunos trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

La economía española se contrajo un 0,5% en el primer trimestre, según datos preliminares, ya que las restricciones para frenar una tercera ola sofocaron la actividad principalmente en el sector de los servicios.

Récord en la zona euro

La aceleración del crecimiento de la actividad del sector manufacturero de la eurozona durante el mes de mayo ha supuesto un nuevo récord de toda la serie histórica del índice de gestores de compras (PMI), que se remonta a junio de 1997, aunque el fuerte ritmo de expansión ha venido acompañado de un repunte de las presiones inflacionistas. En concreto, el índice PMI del sector manufacturero de la zona euro se ha situado en mayo en un máximo histórico de 63,1 puntos, frente a los 62,9 de abril, tras cumplir once meses consecutivos de expansión.

Entre todos los países analizados, únicamente Alemania ha registrado una desaceleración del crecimiento de la actividad de las fábricas en mayo, aunque continuó registrando un ritmo de expansión próximo al récord registrado el pasado mes de marzo.

Normas
Entra en El País para participar