Financiación

Castilla y León espera captar 500 millones en bonos a nueve años

La cuantía irá se destinará a la amortización de un bono emitido en 2016

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Europa Press

Ni empresas ni bancos ni el sector público quieren desaprovechar las buenas condiciones financieras. Después de que en las últimas semanas los emisiones privados hayan acaparado la atención de los inversores una vez que ha concluido el black out, ahora es el sector público el que centran todas las miradas. Los bajos tipos de interés y el apetito que despierta el papel español son los dos elementos a los que se aferra Castila y León para captar recursos. La comunidad autónoma ha dado mandato a BBVA, CaixaBank, Deutsche Bank, HSBC y Santander para sondear el mercado y preparar una emisión de deuda a nueve años con la que pretende captar 500 millones de euros, cuantía que no prevé elevar independientemente de la demanda.

Los bonos con vencimiento el 30 de abril de 2030 se espera que tengan una calificación de Baa1 según los criterios de Moody´s. Su emisión está prevista para los próximos días y su precio se fijará en función de las condiciones del mercado. El importe captado irá destinado en su gran parte a amortizar 400 millones de euros de una emisión de deuda realizada en 2016.

Castilla y León se suma a Andalucía y la Comunidad de Madrid, las dos regiones que hasta el momento han salido al mercado. La primera lo hizo el pasado ocho de abril cuando vendió 1.000 millones en deuda a 10 años en la que fue su primera emisión de deuda sostenible. Un mes antes fue el turno de Madrid que captó otros 1.000 millones en un bono a diez años también con la categoría de deuda sostenible. El diferencial logrado -12 puntos básicos sobre los títulos del Tesoro- fue el más estrecho conseguido hasta la fecha en una emisión pública a ese plazo por parte de la región.

Normas
Entra en El País para participar