Valor a examen

Siemens Gamesa, potencial en un mercado más cauto

Los analistas confían en que será una de las ganadoras en la recuperación y de la transición energética, pero han suavizado las valoraciones tras la alcanzar la acción niveles récord y ante el retraso de pedidos por el Covid

Siemens Gamesa, potencial en un mercado más cauto

Siemens Gamesa es el segundo peor valor del Ibex en el año con una caída que ronda el 18%. Después de un espectacular 2020, donde obtuvo una subida del 110%, ha frenado la escalada que la condujo hasta máximo histórico. La bajada coincide con el repliegue de los inversores en el sobrecalentado sector de las renovables, que cae cerca del 30% en el ejercicio.

Los inversores también han perdido algo de entusiasmo con la fabricante de aerogeneradores después de que bajara la previsión de ventas para el conjunto del año, entre 10.200 millones y 10.500 millones, frente a la horquilla inicial que situaba la cota más alta en 11.200 millones de euros. El motivo es la prolongación de la crisis sanitaria, que ha retrasado la ejecución de los proyectos y obligado a ser más cauto con el negocio.

“No creemos que esto afecte a las perspectivas a largo plazo, ya que la captación de pedidos creció un 18% (alcanzando un volumen récord de 33.743 millones) durante los seis primeros meses, gracias sobre todo al mercado eólico marino, donde las turbinas de Siemens Gamesa gozan de una cuota de mercado líder”, explica Matthew Donen, analista de renta variable de Morningstar.

El experto destaca que “los problemas de ejecución de los proyectos han seguido afectando a la compañía en el último año, algo que parece haber tenido menos impacto en Vestas”. Sin embargo, confía en que “la dirección buscará soluciones rápidamente para captar todo el potencial de crecimiento que tiene Siemens Gamesa”.

La empresa se esfuerza en mejorar sus números. En el primer trimestre de su ejercicio (de octubre a diciembre) volvió al beneficio tras un resultado negativo de 918 millones en 2020. Y en el segundo trimestre, ha registrado pérdidas de 66 millones frente a los 165 millones del mismo periodo anterior.

Andreas Nauen, consejero delegado, dijo en la presentación de los resultados que el entorno del sector eólico sigue complicado por el Covid-19 –especialmente en algunos países como India– y por el encarecimiento de las materias primas. El ejecutivo prevé, no obstante, que la apuesta mundial por la descarbonización aumente las ventas y la rentabilidad de sus aerogeneradores. En este sentido, Javier Galán, gestor de Renta 4, recordó esta semana en el Foro Medcap –organizado por BME– que Siemens Gamesa será una de las compañías favorecidas por los fondos europeos que recibirá España.

Los rumores de mercado también han alcanzado a la cotización de Siemens Gamesa, que llegó a estar suspendida por unas horas hace unos días. Los inversores se encontraron con la posibilidad de una opa de exclusión por parte de su matriz Siemens Energy, que posee el 67% del capital, algo que fue desmentido por esta ante la CNMV.

“Aunque una operación de este tipo podría simplificar la estructura del grupo, Siemens Energy ya tiene el control de Siemens Gamesa; la adquisición del resto supondría una inversión (o canje) por más de 6.000 millones de euros al precio actual, que es el 33% de su capitalización”, explican desde Bankinter. El banco mantiene un precio objetivo de 28,5 euros, que da un potencial de subida a la acción del 7,5%, y el consejo de neutral. “Nuestro valor ya contempla un escenario de fuerte crecimiento en los próximos años, que dejan poco margen a mayores presiones en costes de suministro o incremento de competencia”, explican los expertos. Bankinter prevé “un papel relevante en las inversiones en renovables en los próximos años”.

Al igual que la compañía, el consenso de analistas es cauto ante la incertidumbre que proyecta la duración de la pandemia. Varias firmas de análisis han recortado valoraciones, como JP Morgan, Kepler o Citi. Para Morningstar cotiza ligeramente por encima de su valor razonable (24,18 euros). La mayoría de las recomendaciones están de hecho divididas entre mantener y vender. El precio objetivo medio es de 32,08 euros, que implica un potencial cercano al 20%.

Crecer, repartir dividendo y ser solvente

Estrategia. La junta general de accionistas de Siemens Gamesa celebrada el pasado marzo aprobó el plan de reactivación para el periodo 2021-2023, que pretende como primer paso la vuelta al beneficio al cierre del ejercicio fiscal de 2021. Además, la compañía mantiene el compromiso de repartir un dividendo de “al menos” el 25% de los resultados. Para 2023 esperan “crecer más rápido que el mercado y mantener el grado de inversión crediticio”.

Calificación. Fitch ha rebajado un escalón la calificación de deuda a largo plazo de la energética de BBB (aprobado) a BBB- (aprobado bajo) al tiempo que ha mejorado su perspectiva de negativa a estable. La agencia de calificación ha explicado que el perfil de negocio de Siemens Gamesa continúa siendo sólido, reflejando su fuerte cuota de mercado, especialmente en el mercado eólico de rápido crecimiento, la buena diversificación geográfica y las economías de escala.

Valor. La capitalización de la compañía ha alcanzado la cota de los 18.400 millones de euros, que la sitúa en el puesto número 13 del Ibex por tamaño. Supera a empresas como Repsol, Ferrovial, REE, o IAG.

Normas
Entra en El País para participar