EE UU contará con un presupuesto de seis billones de doláres en 2022

Biden negocia con los republicanos un plan de infraestructuras de 1,9 billones de euros

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden REUTERS

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, presentará un presupuesto de 6 billones de dólares para el año fiscal 2022, que llevará el gasto federal a su nivel más elevado desde la Segunda Guerra Mundial, según informaron este jueves medios estadounidenses. El desembolso federal iría además creciendo cada año hasta alcanzar los 8,2 billones en 2031.

La educación y los cuidados sanitarios suponen uno de los pilares de los presupuestos, pero la inversión ocupará una plaza imporante: Biden negocia con los republicanos un plan de infraestructuras de 1,9 billones de euros. Algunos informes apuntan a que este plan acarreará un déficit de 1,5 billones de euros para las arcas del Gobierno federal a pesar de las nuevas subidas de impuestos.

Biden sacó pecho sobre su gestión del Covid durante su discurso en una universidad de Cuyahoga (Ohio): "Para resumir, los casos han bajado, las muertes han bajado, las solicitudes de desempleo han bajado. El hambre ha bajado. Las vacunas han aumentado. Los puestos de trabajo aumentan. El crecimiento ha aumentado. Las personas que obtienen cobertura sanitaria han aumentado. La confianza de las pequeñas empresas ha aumentado. En pocas palabras, Estados Unidos está volviendo. Estados Unidos está en marcha".

Reconstruir la clase media

Biden apuntó también que su objetivo económico principal es "reconstruir la clase media" del país a través del impulso de la creación de empleo y las ayudas públicas para superar los efectos de la pandemia. "Wall Street no construyó este país, lo hizo la gran clase media estadounidense. Esta vez, reconstruiremos la clase media", afirmó.

En su intervención, Biden recalcó que, desde su llegada a la Casa Blanca, su Gobierno "ha cambiado el rumbo de una pandemia y una situación económica únicas" y que ahora EE.UU. debe preguntarse qué tipo de economía va a construir para el futuro. "Creo que este es nuestro momento para construir una economía de abajo hacia arriba y del medio hacia afuera. No una economía hacia abajo", insistió.

Normas
Entra en El País para participar