INE

Las ventas del comercio minorista vuelven a marcar una subida récord en abril respecto a 2020

La facturación se disparó un 41%, tasa 26,7 puntos superior a la registrada en marzo; en términos mensuales bajo un 0,4%

Una persona hace la compra en el supermercado.
Una persona hace la compra en el supermercado. Efe

Las ventas del comercio minorista, corregidos los efectos estacionales y de calendario, registraron un aumento histórico del 41% en abril respecto al mismo mes de 2020, marcado por la parálisis total de la actividad y el confinamiento domiliciario. El dato es 26,7 puntos mayor que la tasa del mes anterior, según informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). El indicador encadena así dos meses consecutivos de subidas tras un año de descensos interanuales por el impacto de la pandemia. En la serie original, la subida fue del 38,5%, 20,4 puntos mas que el mes precedente.

Como ya ocurrió en marzo, este indicador ha registrado en abril la mayor subida interanual en la serie estadística iniciada en 1995, pero hay que tener en cuenta que se compara con abril de 2020, el primer mes completo de confinamiento desde el inicio del primer estado de alarma. En aquel momento, gran parte de las tiendas y establecimientos permanecieron cerrados.

En concreto, las ventas de alimentos en el sector minorista han descendido un 2,2% en abril de este año en comparación con el mismo mes de 2020, mientras que las del resto de productos se han disparado un 102,9%. Debido a la movilidad ya establecida en abril, las ventas en las tiendas de las estaciones de servicio se dispararon un 107,6% en tasa interanual, si bien el gran despegue se produjo en los bienes de equipo personal (327,1% más) y equipo del hogar (165 % más) ya que en abril del año pasado estas tiendas estuvieron cerradas.

Por modos de distribución, todos ellos registraron repuntes en las ventas. El mayor aumento lo experimentaron las grandes superficies, con una subida de su facturación del 90%, seguido de las pequeñas cadenas (+72,5%), las empresas unilocalizadas (+37,9%) y las grandes cadenas (+10,8%).

En cuanto a las ventas por medio de internet, que llevaban ocho meses creciendo a tasas superiores al 30 %, en abril solo se incrementaron un 10,5% en tasa interanual, lo que supone el dato más bajo desde enero de 2020, en tanto que el empleo quedó plano tras trece meses consecutivos de descensos.

El índice general sin incluir estaciones de servicio y corregido de efectos estacionales y de calendario registra una variación anual positiva del 37,2% en abril. Si desglosamos estas ventas por tipo de producto, Alimentación sube un 0,3% y Resto un 107,2%.

Las ventas suben en tasa anual en todas las comunidades autónomas en abril. Comunidad de Madrid (+48,6%), Illes Balears (+42,4%) y Andalucía (+40,6%) registran los mayores aumentos. Por su parte, Extremadura (+25,3%), Comunidad Foral de Navarra (+28,1%) y Castilla-La Mancha (+31,0%) presentan los menores incrementos.

La ocupación se mantiene

El índice de ocupación en el sector del comercio minorista presenta en abril una variación del 0,0% respecto al mismo mes de 2020. Esta tasa se sitúa 2,1 puntos por encima de la registrada en marzo. En las estaciones de servicio la ocupación baja un 2,9%. El empleo del comercio minorista aumenta en nueve comunidades en tasa anual. Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana registran los mayores incrementos (+1,9% ambas).

En términos mensuales, el empleo del sector subió un 0,6%, destacando el avance de la ocupación en las grandes superficies (+1,6) y, en menor medida, en las grandes cadenas (+0,1%).

Caída mensual

En términos mensuales, y en datos corregidos de efectos estacionales y de calendario, el comercio minorista facturó un 0,4% menos en abril respecto al mes anterior, tasa 3,1 puntos inferior a la del mes anterior. El descenso mensual del cuarto mes del año fue resultado, sobre todo, del descenso de las ventas en los productos no alimenticios, especialmente de equipo personal (-1,5%), seguido de los otros bienes (-0,7%) y del equipo del hogar (-0,4%).

Por su parte, la facturación de productos de alimentación cayó un 0,2%, mientras que las ventas de las estaciones de servicio lo hicieron en un 1,6%. Todos los modos de distribución presentaron tasas mensuales negativas en relación al mes anterior, destacando las pequeñas cadenas, con un descenso del 1,8%.

En los cuatro primeros meses del año las ventas minoristas aumentaron, de media, un 5,9 % en relación con el primer cuatrimestre de 2020.

Normas
Entra en El País para participar