Alimentación

La dueña de Central Lechera Asturiana batió récords de ventas y beneficios en 2020

Capsa alcanzó los 750 millones de facturación, un 4% más pese a la caída del negocio ligado a hostelería

José Armando Tellado, director general de Capsa
José Armando Tellado, director general de Capsa

Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), el grupo de alimentación propietario de Central Lechera Asturiana o Larsa, ha aprobado este jueves las cuentas anuales del ejercicio 2020, que arrojan sendos récords de beneficios e ingresos en un año marcado por la pandemia, que tuvo elementos tanto favorables como contrarios al negocio de la compañía asturiana.

Esta cerró 2020 con unos ingresos de 750,4 millones de euros, cifra histórica para el grupo y que supone un crecimiento del 4% respecto al año anterior. La anterior cota la marcó en 2018 con unas ventas de casi 738 millones, cifra que bajó a 720 en 2019. De este modo, Capsa vuelve a la senda del crecimiento, pese a que durante el año pasado tuvo que sufrir la pérdida del 30% del volumen de ventas asociado a la hostelería. El consumo doméstico pudo compensar ese crecimiento.

Con ese crecimiento de la facturación, Capsa también pudo alcanzar una cifra récord de rentabilidad. Su beneficio neto fue de 25,1 millones de euros, un 8,6% más. Ya son ocho ejercicios en los que la corporación aumenta sus ganancias consolidadas. Además, estas casi se han doblado en los últimos cinco ejercicios. 

La compañía también ha compartido la evolución de la cuota de mercado en los distintos segmentos en los que opera, según los datos de Nielsen. Capsa explica que ha experimentado crecimientos en todos ellos respecto al ejercicio 2020. En leche ha pasado de un 17,9% a un 19,3%; en nata llega a un 21%, por el 19,8% del año anterior; y en mantequilla creció en 0,2 puntos hasta el 24,4%. Capsa también opera en el mercado de leches vegetales, donde las ventas crecieron un 16,4% en valor y donde su cuota llegó al 14,3%. "Actualmente, las marcas de la compañía tienen presencia en casi la mitad de los hogares españoles", dice la compañía, que cifra en 908,5 millones de litros la leche recogida el año pasado, toda de origen español.

La compañía ha recordado que durante el año pasado compró el 50% del capital de Sociedad Lácteas Flor de Burgos, hasta entonces propiedad de la familia Angulo y con la que el grupo se ha puesto el objetivo de superar los 800 millones de facturación en el periodo 2020-2025. Durante 2020 también firmó un acuerdo con Delikia, el primer operador de vending en España para colaborar los próximos tres años en innovaciones de productos y procesos. 

Normas
Entra en El País para participar