Financiación

CaixaBank profundiza en la sostenibilidad con una emisión verde

Coloca 578 millones en bonos sénior non preferred a con vencimiento en diciembre de 2026

El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar.
El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar. Europa Press

El año récord de emisiones que vivió en mercado de capitales en 2020 no está siendo un obstáculo para que empresas y bancos aceleren sus planes para poder captar recursos a precios atractivos en un momento en el que las condiciones financieras siguen siendo bastante acomodaticias. Una vez finalizado el black out que acompaña a la temporada de resultados, las compañías aprovechan la relativa tranquilidad que impera en las últimas sesiones para cumplir con sus planes de financiación.

Ayer Colonial y Cellnex captaron todas las miradas y hoy los focos están puestos sobre CaixaBank y Santander. Ambas entidades buscan diversificar sus fuentes de financiación tanto en tiología de deuda como en divisa. En esta ocasión la moneda elegida para levantar dinero es la lira y el franco suizo.

Una semana después de que CaixaBank efectuara la primera emisión verde tras la integración con Bankia, hoy el banco ha probado suerte con una colocación de deuda sénior non preferred denominada en libras que como en el caso de la efectuada hace ocho días también cuenta con la etiqueta verde. La entidad ha logrado captar 500 millones de libras (unos 578 millones de euros) en una colocación en la que el interés mostrado por los inversores se ha plasmado en la demanda. Las órdenes de compra han superado los 1.800 millones de libras (2.080 millones de euros). Esto ha permitido recortar el precio en 23 puntos básicos. La emisión se cierra con un diferencial de 132 puntos básicos sobre la referencia británica libre de riesgo en el mercado interbancario.

Los bonos emitidos bajo ley española y listados en el mercado dublinés disponen de un vencimiento de cinco años y medio con posibilidad de amortización anticipada a los cuatro años y medio. Los fondos captados se destinarán a la financiación de proyectos verdes dentro del marco de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la entidad. CaixaBank, HSBC, NatWest Markets y Nomura son los bancos colocadores.

En paralelo a esta operación Santander ha cerrado hoy la operación que comenzó a preparar la semana pasada en francos suizos. El banco que preside Ana Botín ha colocado 465 millones en francos suizos (unos 424,6 millones de euros) en deuda sénior preferred, 215 millones más a lo inicialmente previsto. El precio al que se ha cerrado la emisión es de 53 puntos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgos), dos puntos básicos menos con los que partía. Los bonos con vencimiento en siete años devengarán un cupón del 0,31%. Credit Suisse y Deutche Bank han sido las entidades colocadoras.

Normas
Entra en El País para participar