El Ibex se queda a las puertas de los 9.200 puntos por el castigo a la banca

El selectivo pierde un 0,13%

Ibex
Varias pantallas muestran la evolución del Ibex 35. EFE

Las Bolsas necesitan de más catalizadores para prolongar la tendencia alcista. Esa es la conclusión que extrajeron hoy los inversores, una jornada en la que el Ibex 35 concluyó con una caída del 0,13%, descenso que le llevó a perder la barrera de los 9.200 puntos. En una jornada carente de referencias macroeconómicas y empresariales de gran calado, el selectivo español se sumó a la corriente bajista imperante en Europa y puso freno a cuatro sesiones consecutivas al alza. A pesar de este recorte las ganancias registradas en el conjunto del año siguen siendo abultadas (13,91%) y la Bolsa española que se mueve en máximos de 15 meses sigue estando un 8,8% por debajo de los niveles prepandemia. El resto europeos concluyeron la sesión sin apenas movimientos. Los inversores aguardan con expectación los datos de inflación de EE UU que se publicarán el viernes.

El sector bancario, uno de los más beneficiados por el repunte de las rentabilidades de la deuda e, ejerció hoy de freno para la Bolsa española y el resto de índices del Viejo Continente. En sintonía con el comportamiento del sector europeo (-1,05%), las entidades que integran el Ibex 35 lideraron los recortes. Bankinter retrocedió un 1,58% y CaixaBank, un 1,38%. No muy lejos se colaron Santander (-0,59%) y BBVA (-0,51%) mientras Sabadell escapó a los recortes con un alza del 0,37%. Por su parte, Repsol, Siemens Gamesa y ArcelorMittal encabezaron las ganancias con ascensos del 1,95%, 1,28% y 1,18%, respectivamente.

Al otro lado del Atlántico y mientras republicanos y demócratas negocian la aprobación del plan de infraestructuras presentado por Biden, el Dow Jones y el S&P cerraron con ganancias muy moderadas mientras que el Nasdaq sumó un 0,6%. "Todo parece indicar que el Gobierno deberá apoyarse para su aprobación en los legisladores demócratas al persistir muchas diferencias entre ambos partidos, no sólo en términos cuantitativos (importe del plan), sino también en términos conceptuales, más cualitativos, ya que tampoco se ponen de acuerdo en lo que entra dentro del concepto de infraestructuras y en cómo se debe financiar el mencionado plan", señalan desde Link Securities.

Aunque en las últimas sesiones el temor a la inflación se ha moderado, la evolución de los precios y sus efectos en la política monetaria seguirán jugando un papel preponderante en los mercados. El menor miedo mostrado por los inversores en la semana obedece al hecho de que China se haya mostrado a favor de intervenir los precios de las materias primas minerales y los intentos por parte de los principales bancos centrales de restar importancia al repunte de la inflación. Desde Link Securities consideran que el efecto de ambas medidas es muy limitado. En un contexto de crecimiento y de recuperación de la demanda los expertos creen que el intento del gigante asiático de frenar el alza de las materias primas caerá en saco roto mientras algunos funcionarios de la Fed se han mostrado partidarios de discutir la reducción de las compras en próximas citas.

A pesar de ello la rentabilidad de la deuda española cayó al 0,45% desde el 0,49% previo y el bund se aleja de los máximos de dos años que marcó hace dos semanas y cierra en el -0,2%. El bono de EE UU subió ligeramente al 1,58%. El representante italiano en la ejecutiva del Banco Central Europeo (BCE), Fabio Panetta, considera que actualmente no existe justificación para reducir el ritmo de compras amparadas por el programa de emergencia contra la pandemia (PEPP). "Desde mi punto de vista, las condiciones que vemos hoy no justifican la reducción del ritmo de compras, y una discusión sobre la eliminación progresiva del PEPP sigue siendo claramente prematura", afirmó el italiano en una entrevista con el diario japonés 'Nikkei'.

En el mercado de petróleo, el Brent, de referencia en Europa, sube ligeramente hasta los 68,86 dólares el barril.

Normas
Entra en El País para participar