El Puerto de Barcelona da luz verde al Hermitage

La votación ha contado con el rechazo del Ayuntamiento

El Puerto de Barcelona da luz verde al Hermitage

El consejo de administración del Puerto de Barcelona ha aprobado este miércoles la concesión al Museo Hermitage para que se instale en el espacio de la Nueva Bocana, en una votación que ha contado con el rechazo de plano del Ayuntamiento de Barcelona, que ya ha anunciado que estudia adoptar medidas legales.

Así lo ha explicado la teniente de alcalde, Janet Sanz, quien ha lamentado lo ocurrido y se ha mostrado “sorprendida” de que el Puerto de Barcelona haya “tirado por la calle de en medio”, después de que este martes el consistorio pidiera a su consejo de administración que retirara de la orden del día el punto sobre la concesión al museo para tener “más tiempo” de analizar con detenimiento el nuevo proyecto.

“Estoy muy sorprendida porque la voluntad del Ayuntamiento era positiva”, ha destacado Sanz, quien ha avanzado que en los próximas días el consistorio estudiará los pasos jurídicos a seguir para determinar la posición definitiva.

“El Puerto ha intentado proteger sus intereses patrimoniales obviando los de la ciudad. Lo que corresponde ahora es que el Ayuntamiento acabe de definir las acciones pertinentes”, ha recalcado la teniente de alcalde, antes de agregar que “el gobierno municipal hará lo que corresponda y lo que digan los servicios jurídicos para protegerse”.

El aval de la infraestructura portuaria al Museo del Hermitage se ha producido después de que el pasado sábado el Liceu anunciara su incorporación a la iniciativa y cerrara una alianza con los promotores del equipamiento para impulsar un centro cultural multidisciplinario en la zona, una noticia que a priori contó con el beneplácito del equipo de la alcaldesa, Ada Colau, que rechazaba en cambio el proyecto inicial por potenciar la masificación turística.

Sin embargo, ante la falta de “concreción”, el gobierno municipal solicitó este martes más tiempo para estudiar y “dar solidez” al nuevo proyecto, una petición que el Puerto de Barcelona ha desoído al llevar la concesión del museo a votación, en la que también se han posicionado en contra el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat y la Abogacía del Estado.

Normas
Entra en El País para participar