Inmobiliario

WiredScore aterriza en España para certificar el nivel de conectividad de los edificios

Allianz Real Estate, Merlin Properties y Meridia Capital, entre sus clientes. Iniciará el proceso de certificación de 34 edificios en la Península Ibérica

William Newton, CEO de WiredScore.
William Newton, CEO de WiredScore.

WiredScore, una reconocida empresa del sector proptech, dedicada a medir el nivel de conectividad digital y la tecnología inteligente instalada en edificios de residencia y oficinas en todo el mundo, aterriza en España. La compañía, que ya ha certificado más de 60.000 millones de metros cuadrados en 12 países, incluyendo edificios emblemáticos como el Empire State Building en Nueva York, The Shard en Londres o el Omniturm en Fráncfort, lanza su plataforma de certificación de edificios inteligentes en la Península Ibérica.

La multinacional, que arrancó en 2013 con el respaldo del exalcalde de Nueva York Michael, ya califica edificios pertenecientes al portafolio de gestoras internacionales como Blackstone, Patrizia o Lendlease, y a ellos se van a sumar ahora 12 clientes en España y Portugal, entre ellos Allianz Real Estate, Merlin Properties, Meridia Capital, AlDapire, Benson Elliot, GMP Group y Hines con los que la compañía ya se ha comprometido en iniciar el proceso de certificación de 34 edificios. Entre los que ya se están sometiendo a su certificación en España están la Torre Glories, en Barcelona, y la Torre Chamartín, en Madrid.

WiredScore ofrece dos certificaciones diferentes: una con el nombre de la empresa, que mide el nivel de conectividad digital de un edificio y le otorga una clasificación (certificado, plata, oro y platino), y SmartScore, una certificación más reciente que identifica las cualidades y herramientas que constituyen un edificio inteligente y califica su capacidad en este sentido. “Ambas certificaciones ayudan a los propietarios a comunicar su conectividad como un activo valioso para quienes viven o trabajan allí, lo que genera ciclos de alquiler más cortos y un aumento en el precio por metro cuadrado”, señala William Newton, presidente y CEO de la compañía.

El director de inversiones de Merlin Properties, David Brush, asegura que los clientes de su compañía cada vez se fijan más en las comodidades, servicios y capacidades tecnológicas de los edificios en los que se instalan. “Esto aplica fundamentalmente a la conectividad digital en el mundo pospandémico, en el que una mayor parte de la actividad empresarial se traslada a la nube, y con las certificaciones de WiredScore los inquilinos pueden confiar en que los edificios cuentan con la infraestructura digital necesaria”. Un estudio de la London Investment Guide reveló que los edificios con certificación WiredScore obtienen una media del 5% de prima en el alquiler.

WiredScore, que ha captado 17 millones de dólares en varias rondas de financiación y cuenta con 100 empleados en todo el mundo, ubicados en oficinas en Francia, Alemania, Reino Unido y Norteamérica, ha puesto su programa de certificadores acreditados a disposición de profesionales que trabajan con promotores y propietarios del sector inmobiliario comercial en España. En la Península Ibérica, la multinacional cuenta ya con 18 certificadores, pertenecientes a 11 empresas como CBRE, Deerns, Cushman and Wakefield, WSP y Arup.

Newton señala que a medida que el despliegue de vacunas continúa en toda Europa, “muchas empresas volverán a la oficina, ya sea a tiempo completo o parcial, y esto significa que los edificios en los que trabajamos tendrán que satisfacer las demandas cambiantes de los inquilinos, y esto incluye el acceso a una conectividad digital fiable y resistente”.

Sobre el potencial negocio en España, el directivo señala que la importancia de la conectividad digital no es una idea nueva en este país. “De hecho, España es observada de forma envidiable en toda Europa por su despliegue de fibra y su penetración del 5G, ya que un impresionante 54% de la población ya dispone de fibra hasta las instalaciones, el segundo más alto de Europa”.

Pero añade que la agenda España Digital 2025 muestra el compromiso del Gobierno para hacer del país un lugar mejor conectado. “Está previsto que en 2025 la banda ancha de alta velocidad esté disponible para toda la población”, dice.

El proceso de certificación de WiredScore incluye una auditoria y un asesoramiento sobre cómo mejorar el inmueble en las áreas más débiles de la evaluación. La compañía explica que durante el proceso también se asegura de que el edificio sea diseñado de tal manera que pueda evolucionar y adaptarse fácilmente a los rápidos cambios tecnológicos.

Normas
Entra en El País para participar