Distribución

El Corte Inglés se financia en negativo por primera vez desde que empezó la pandemia

Las dos últimas emisiones de pagarés de la compañía muestran intereses negativos

Pagarés El Corte Inglés Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Corte Inglés vuelve a operar con viento a favor en el mercado de deuda. La compañía de distribución ha vuelto a financiarse con tipos de interés negativos a través de sus pagarés, instrumentos que utiliza de forma habitual dentro del programa de 1.200 millones que activó a finales de 2019.

Como muestra la documentación del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) consultada por este periódico, las dos últimas emisiones de pagarés que ha realizado la compañía se han saldado con tipos de interés negativo. La primera es del 18 de mayo y tiene un vencimiento hasta el próximo 20 de julio, poco más de dos meses. El volumen de la misma superó ligeramente los 6,1 millones de euros previstos y el tipo de interés fue del -0,01%.

Esto significa que, por primera vez desde que comenzó la pandemia, la cual ha tenido efectos directos sobre el negocio de El Corte Inglés, la compañía que preside Marta Álvarez cobra por financiarse a corto plazo. Algo que no le era ajeno: en noviembre de 2019 consiguió, por primera vez, financiarse gratis para pocos días después hacerlo también con tipos negativos. Una circunstancia que no había vuelto a repetir hasta ahora, y con dos emisiones consecutivas.

La segunda tuvo lugar un día después, el 19 de mayo, por un importe ligeramente superior a la anterior, de 6,5 millones, y un vencimiento menor, de poco más de un mes. En este caso el interés fue del -0,03%. A fecha de ayer lunes, El Corte Inglés tenía seis emisiones de pagarés en circulación. Una de ellas vence hoy martes. Esta fue emitida en marzo, con un volumen de 55 millones y un vencimiento de algo más de dos meses, a un interés del 0,14% Las otras tres tienen su vencimiento en 2023. Destaca la que lo hará el 30 de marzo de ese año por un volumen de 126,8 millones, que paga un interés del 0,5% anual.

Los pagarés tienen un vencimiento mínimo de tres días y un máximo de dos años y se colocan entre grandes inversores, con un importe mínimo por suscriptor de 100.000 euros. El programa actual de El Corte Inglés le permite emitir estos títulos hasta un límite de 1.200 millones, aunque en los últimos meses no se ha acercado a ese tope. Su uso ha sido recurrente por la compañía desde que comenzó la crisis. De hecho, en marzo del año pasado llegó a rozar los 500 millones entre las distintas emisiones que había lanzado. Desde junio de 2020 no supera los 300 millones al cierre de un mes.

Los intereses negativos, en un entorno de bajos tipos, y la buena demanda confirman el apetito que sigue teniendo para los inversores institucionales la deuda a corto plazo de El Corte Inglés. Aunque la pandemia supuso un fuerte bocado a sus ingresos y su rentabilidad, esta ha contado además con el respaldo de sus entidades financieras, que en abril ampliaron en un año, hasta 2026, el vencimiento de un tramo de 800 millones del préstamo con aval ICO otorgado el año pasado.

Reagrupa toda su oferta cosmética en un programa de fidelización

Mimo. El Corte Inglés anunció ayer el lanzamiento de Mimo, un programa de fidelización para las compras de perfumería y cosmética en el que están presentes más de 500 compañías y que cuenta con una propuesta de más de 2.000 productos entre firmas de perfumería, cosmética, nutricosmética y parafarmacia, además de más de un centenar de servicios de maquillaje o tratamientos. El plan arranca con un beneficio de entrada de un 10% de descuento para la primera compra de productos de belleza que realice el cliente, que en base a sus gustos recibirá propuestas personalizadas en este tipo de productos.

Normas
Entra en El País para participar