Concurso de acreedores

Abengoa obtiene una nueva prórroga hasta el 11 de junio para el vencimiento de su deuda

Alcanza un acuerdo con las entidades acreedoras, el segundo en menos de un mes

Instalaciones de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla)
Instalaciones de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla) Efe

Abengoa Newco, la filial operativa del grupo Abengoa, ha obtenido de las entidades acreedoras la prórroga del vencimiento de un contrato de línea de liquidez sindicado y de una emisión de bonos, ambos de marzo de 2017, hasta el próximo 11 de junio, con lo que evitar por el momento entrar en causa de disolución.

La compañía ha informado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que el contrato NM2 de liquidez se había firmado el 17 de marzo de 2017 y se modificó en abril de 2019 y los bonos NM2 se habían emitido también en marzo de 2017.

Abengoa Newco, la filial operativa de Abengoa, ya obtuvo una prórroga en el vencimiento de este crédito y de la deuda NM2, que comunicó el pasado 8 de mayo a la CNMV, hasta este viernes, 21 de mayo. Se trata por tanto de la segundo prórroga para estos instrumentos de deuda.

El pasado 22 de febrero, Abengoa solicitó la declaración de concurso voluntario de acreedores debido a que no había logrado que los acreedores financieros otorgaran los consentimientos para extender de nuevo el plazo para el cierre y ejecución del acuerdo de reestructuración.

Por otro lado, os trabajadores de Abengoa han remitido una carta al presidente de la Junta, Juanma Moreno, para pedirle de manera "urgente" el apoyo institucional del Gobierno andaluz ante la situación que viven en una compañía en concurso voluntario de acreedores.

Los trabajadores destacan que actualmente existe una oferta vinculante presentada por el grupo inversor TerraMar, con la aportación de 200 millones de euros entre créditos y capital, y la empresa y el administrador concursal designado para llevar el concurso de acreedores de Abengoa van a estudiar esta oferta y la presentarán a la SEPI para su apoyo.

El grupo y los acreedores prefieren el plan que habían armado de los accionistas de control de OHL, la familia mexicana Amodio, junto al también mexicano Ultramar EPI. Los Amodio sin embargo se han retirado del rescate de Abengoa por ver demasiados riesgos. La última palabra será del Gobierno. No habrá ningún tipo de rescate sin la SEPI, el ICO y Cesce.

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar