Telecos

Reino Unido da luz verde a la fusión de O2 y Virgin, que se cerrará el 1 de junio

La operación es clave para la reducción de deuda de Telefónica y creará un gigante con 46 millones de clientes

Imagen de un establecimiento de O2.
Imagen de un establecimiento de O2.

La autoridad británica de compentencia (CMA) ha dado luz verde final a la fusión de la filial de Telefónica en Reino Unido, O2, con Virgin Mobile, la división en el país de Liberty Global. La operación está valorada en 35.800 millones y creará un gigante de las telecomunicaciones en el país, que con 46 millones de clientes entre móvil, banda ancha fija y televisión, amenazando el liderazgo histórico de BT en el país.

Telefónica y Liberty han dado la bienvenida a la decisión de competencia y, en un comunicado conjunto, han anunciado que esperan que la fusión se cierre el 1 de junio, destacando que no se han fijado condiciones regulatorias adicionales a los términos pactados el año pasado. La acción de Telefónica ha arrancado con una tímida subida del 0,5%, toda vez que la CMA había aprobado ya de forma provisional la fusión hace un mes.

"A la CMA le preocupaba que Virgin y O2 pudieran subir los precios o reducir la calidad de los servicios al por mayor, lo que podría hacer que otras empresas se vieran obligadas a ofrecer servicios móviles de menor calidad o a aumentar sus precios a consumidores", indica la autoridad. Ha concluido que este es un escenario improbable por el bajo peso de las líneas subcontratadas en los costes de la competencia y porque otras compañías ofrecen este mismo servicio. "Nos hemos asegurado de que la competencia entre operadores móviles seguirá siendo fuerte", concluyó.

La operación es clave para los planes de Telefónica de recorte de deuda. Con la operación, la teleco prevé una reducción de deuda de entre 6.300 y 6.652 millones de euros, y un pago inicial de 6.500 millones de euros. Las empresas prevén sinergias totales de 7.500 millones de euros e ingresos de 12.700 millones al año, aprovechando la combinación del negocio móvil de O2 con el negocio de banda ancha de Virign.

José María Álvarez-Pallete, además, se reivindica al lograr uno de sus primeros objetivos al frente de la empresa. Hace cinco años, nada más llegar a la presidencia de Telefónica, en la primavera de 2016, la Comisión Europea bloqueó, de forma inesperada, la venta de O2 a Hutchison, torpedeando, además, los planes de reducción de deuda de Telefónica.

El CEO de la nueva empresa será Lutz Schüler, actual consejero delegado de Virgin Mobile, y la CFO, Patricia Cobian, que ocupa dicho puesto en O2. ""Es un momento decisivo en la historia de las telecomunicaciones en el Reino Unido, ya que podremos estamos autorizados a dar una oferta que no existía mientras invertimos en fibra y tecnología 5G como necesita el país", explicaron en un comunicado conjunto Mike Fries, CEO de Liberty Global, y José María Alvarez-Pallete, presidente de Telefónica,

Normas
Entra en El País para participar