Banca

CaixaBank lanza su primera gran campaña para reactivar el consumo tras su fusión con Bankia

La iniciativa, la mayor realizada por el banco, se dirige a 6 millones de clientes

La entidad quiere adelantarse a sus rivales

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank

Tras su junta de accionistas, CaixaBank ha decidido poner en marcha este lunes su primera iniciativa comercial para toda su red de oficinas, 5.639, que tras el ajuste iniciado se reducirán a 4.105 sucursales, una vez culminada la fusión. Se trata de la campaña MyDreams, con la que quiere contribuir a reac­tivar el consumo y ofrecer a los clientes, según explica, soluciones de financiación “innovadoras que les ayuden a llevar a cabo sus proyectos del próximo verano”. De esta forma, pretende contribuir a activar la economía.

El banco asegura que es la mayor acción de financiación al consumo que la entidad financiera ha llevado a cabo en su historia, con crédito preconcedido de hasta 60.000 euros para seis millones de clientes. Esta financiación exprés, vigente hasta el 31 de agosto, estará disponible para clientes con capacidad de pago y perfil de riesgo adecuado, y se materializará a través de un abanico de productos pensados para los tipos de financiación en los que se prevé mayor demanda con la llegada del verano: compras estacionales, vehículos, proyectos de reforma del hogar y tecnología.

CaixaBank señala que con MyDreams introduce en el mercado “un nuevo concepto de financiación al consumo, con soluciones innovadoras, diferentes a los estándares tradicionales y dirigidas a ofrecer respuestas a las nuevas tendencias de consumo y la mejor experiencia de usuario a los clientes desde el momento mismo de la solicitud de la financiación”.

Dentro del abanico de productos de la nueva campaña destaca, siempre según el banco, MyCard, una tarjeta personalizable que combina los servicios de las tarjetas de crédito con la experiencia de usuario de las de débito.

Con esta campaña CaixaBank pretende adelantarse a sus competidores y reforzar su liderazgo en el segmento de financiación al consumo en España, en el que tiene una cuota de mercado del 23%. El crédito al consumo se ha desplomado durante la pandemia, aunque en los últimos tres meses ha vuelto a ganar terreno, lo mismo que el crédito hipotecario. La entidad gestiona este negocio a través de su filial CaixaBank Payments & Consumer.

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri destaca la oportunidad que supone esta acción, tanto en términos de negocio como de incremento de la vinculación comercial: “Si en 2020 estuvimos cerca de los clientes para superar la crisis generada por la pandemia, en 2021 tenemos la responsabilidad de ayudarles a materializar sus ilusiones. Si lo conseguimos, MyDreams se convertirá en una de las palancas centrales de los resultados de 2021”.

Según estimaciones de CaixaBank Research, el consumo crecerá en España en 2021 un 10%, soportado por la tasa de ahorro bruta.

La campaña incluye la posibilidad de disponer de lo último en tecnología y grandes electrodomésticos para el hogar al 0% TAE y mediante pago de una tarifa mensual “adaptada al cliente, que incluye los costes de envío de los productos a domicilio, instalación, montaje y puesta en marcha.

Además, y dada la demanda del renting como fórmula de financiación de vehículos y el interés por la movilidad sostenible, la nueva oferta introduce soluciones, como el pago por uso o la contratación de una tarifa plana mensual con el coste de mantenimiento ya incluido. Estos nuevos conceptos permiten acceder a un catálogo de 120 modelos de vehículos, así como a novedades de motos y patinetes eléctricos.

Los clientes pueden acceder a la plataforma Renting&Go para consultar la oferta de renting, y al select­place Wivai, donde figuran una serie de productos con condiciones de financiación especiales que se actualizará con frecuencia.

En los últimos días, otros bancos también han iniciado campañas de créditos al consumo instantáneo, como BBVA, que ha recortado el tipo de interés del 9,37% al 3,97%.

El impulso del pago con tarjeta

Nueva tarjeta. MyCard es un nuevo tipo de tarjeta totalmente configurable por el cliente de acuerdo con sus preferencias y necesidades. El producto combina los servicios de fraccionamiento de pago y financiación de compras característicos de las tarjetas de crédito con la experiencia de usuario de la tarjeta de débito. De esta forma, el cliente puede fraccionar o aplazar el pago de sus compras y, al mismo tiempo, controlar sus gastos con liquidación en cuenta cada dos días (o con frecuencia semanal o mensual, si así lo prefiere).

Economía. Los bancos están comenzando a prepararse ante el previsible crecimiento de la economía y del consumo tras la pandemia. Esperan que en la segunda mitad del año se reactive la economía. De momento, el pago con tarjeta está experimentando un fuerte impulso.

Normas
Entra en El País para participar