Noticia patrocinada

La Obra Social de las entidades CECA destina 772 millones durante la pandemia

Las fundaciones han puesto en marcha 49.000 actividades, de las que se han beneficiado más de 24 millones de personas

La Obra Social de las entidades CECA destina 772 millones durante la pandemia

La emergencia sanitaria provocada por la pandemia ha derivado en los últimos meses en una emergencia social en la que los programas de la Obra Social de las entidades de CECA han jugado un papel determinante. La profesionalidad y trayectoria de más de 300 años de experiencia han sido fundamentales para permitir a empleados y voluntarios actuar con rapidez para reorientar programas y reasignar recursos hacia las necesidades más urgentes y los colectivos más afectados por la Covid-19.

El impacto económico y social de la pandemia ha sido enormemente desigual, provocando un aumento muy relevante de las personas en situación de pobreza aguda y de riesgo de exclusión social. Como ejemplo de esta realidad, el paro entre los jóvenes aumentó en el segundo trimestre de 2020 un 36%, mientras que, a nivel económico, los sectores servicios, comercio, hostelería y turismo han sido los más afectados.

De acuerdo con los datos recogidos en la Memoria de Obra y Acción Social de 2020, esta sólida red de atención social logró movilizar en los meses más difíciles de la pandemia 772 millones de euros. La cifra supone la mayor inversión social privada de nuestro país y ha permitido que casi 49.000 actividades que se llevan a cabo lleguen a más de 24,6 millones de beneficiarios.

La inversión se concentra en educación, I-D, infancia y pobreza

El área a la que se han destinado más recursos ha sido la de Acción Social, que ha capitalizado má de 327 millones de euros, lo que supone el 42,3% de la inversión total. En concreto, más de 5,3 millones de personas se han beneficiado de las 22.640 actividades que se han realizado. A continuación, el área de Educación e Investigación ha concentrado 27,4% del total. Por tanto, las cifras indican que casi el 70% de la inversión total se ha destinado a luchar contra la pandemia a través de estas dos áreas.

A lo largo del periodo recogido en la Memoria de Obra y Acción Social, la inversión se concentró en los grupos tradicionalmente más vulnerables y que en caso de crisis, como la derivada por la pandemia, están mucho más expuestos a pobreza y exclusión social. En este sentido, el 45,8% de la inversión ha estado dirigida a los colectivos de infancia y juventud. Así, la Obra Social ha llegado a más de 7,3 millones de menores de 25 años a los que se han destinado más de 207 millones de euros.

Por otro lado, las personas en riesgo de exclusión han capitalizado el 31,2% de la inversión, que ha llegado a más de 2,4 millones de personas de este colectivo a las que se han destinado más de 142 millones de euros.

Los recursos destinados a personas con necesidades especiales han supuesto el 10,7%, 49 millones de euros, llegado a más de 1,4 millones de beneficiarios. En la misma línea, más de un millón de mayores de 65 años han sido los destinatarios de unos 47 millones de euros, el 10,3% de la inversión.

La Obra Social de las entidades CECA destina 772 millones durante la pandemia

En 2020 el sector ha realizado un gran esfuerzo para mantener los niveles de inversión, a pesar del cese de muchas de sus actividades y la transformación de otras, que se han adaptado necesariamente en función de cómo ha ido evolucionando la pandemia en cada momento.

En definitiva, la capacidad de superación y adaptación al cambio, la experiencia, junto con la capilaridad, que caracteriza al sector, han permitido llegar a cada rincón de la sociedad en los momentos de más necesidad. Con 300 años de trayectoria, la Obra y Acción Social que realizan las entidades de CECA se ha convertido, por derecho propio, en una institución esencial de nuestro país y motivo de orgullo colectivo.

Normas
Entra en El País para participar