INE

La compra de viviendas se dispara un histórico 32,4% frente al marzo del inicio del estado de alarma

Se realizaron 47.332 operaciones, la cifra más alta desde julio de 2019

Bloque de viviendas.
Bloque de viviendas. EP

Un año después del inicio de la pandemia la compra de casas parece resurgir con fuerza. Pero hacer comparaciones con los datos de marzo del año pasado, justo cuando se decretó el primer estado estado de alarma por el coronavirus y el confinamiento domiciliario que paralizó gran parte de la actividad, da como resultado cifras tan espectaculares como distorsionadas. Así, la compraventa de viviendas se disparó un 32,4% el pasado mes de marzo en tasa interanual, su mayor incremento desde el inicio de la serie (2007), hasta sumar 47.332 operaciones, su cifra más alta desde julio de 2019, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Hay que tener en cuenta que el volumen de compraventas se está confrontando con marzo de 2020, mes en el que estalló el Covid y se tomaron medidas sin precedentes que afectaron de lleno a todos los sectores, incluido el inmobiliario, lo que redujo drásticamente la cifra de operaciones (pasaron de 45.102 en febrero a 35.745 en marzo y después bajaron de las 30.000 en abril, mayo y junio).

Con el avance interanual de marzo, la compraventa de viviendas vuelve a tasas positivas tras haber encadenado en enero y febrero retrocesos del 15,4% y del 4,3%, respectivamente (en estos casos se compara con valores previos al comienzo de la crisis sanitaria). Hace un año, el desplome de las operaciones con la paralización de la actividad alcanzó los dos dígitos. Incluso cuando se inició la desescalada y comenzó la llamada nueva normalidad, los descensos superaban el 30%.

Así, es de prever que los indicadores de vivienda alcancen nuevos datos históricos a medida que la comparativa interanual se hace con los peores datos de la pandemia del Covid. En el primer trimestre de este año, las transmisiones acumulan un crecimiento del 1,9%.

Fuerte incremento en la vivienda nueva

El repunte interanual de las compraventas de viviendas en marzo fue consecuencia del fuerte repunte de las operaciones sobre viviendas nuevas, que se incrementaron un 52,6%, hasta las 10.149 operaciones, así como del aumento de la compraventa de pisos usados en un 27,8%, hasta sumar 37.183 transacciones.

El 91,3% de las viviendas transmitidas por compraventa en el tercer mes del año fueron viviendas libres y el 8,7%, protegidas. La compraventa de viviendas libres subió un 32,9% interanual en marzo, hasta las 43.234 operaciones, mientras que la de protegidas avanzó un 28%, sumando en total 4.098 operaciones.

En términos mensuales (marzo sobre febrero), la compraventa de viviendas avanzó un 9,6%, su mayor alza en un mes de marzo desde 2017.

Las comunidades con mayor número de transmisiones por compraventa por cada 100.000 habitantes fueron Comunidad Valenciana (153), La Rioja (152) y Cantabria (145). Los mayores incrementos anuales los registraron la Comunidad de Madrid (59,2%), Cantabria (56,9%) y La Rioja (55,6%). La única comunidad con tasa de variación negativa fue Islas Baleares (-3,0%). Por su parte, Canarias (2,7%) y Región de Murcia (14%) registraron los menores aumentos.

Los expertos sostienen que durante la crisis del coronavirus muchas familias han podido aumentar sus ahorros y, según informe de DWS, la gestora de Deutsche Bank, existe una elevada demanda de activos residenciales que permitirán al sector iniciar su recuperación postcovid. Aunque el mercado inmobiliario no ha sido ajeno al golpe que ha provocado del Covid-19 en la economía, los analistas del sector creen que la pandemia no ha tenido tanto impacto en la vivienda como lo tuvo la crisis del 2008 y la recuperación será más rápida.

Normas
Entra en El País para participar