Tecnología

Las tiendas de Apple ganan un 39% menos en España por el covid y un mayor pago de impuestos

La compañía, que se vio obligada a cerrar temporalmente sus establecimientos con la pandemia, reduce sus ingresos un 14%, hasta 371 millones y logra un beneficio de 7,7 millones

Tienda de Apple en la Puerta del Sol, en Madrid.
Tienda de Apple en la Puerta del Sol, en Madrid.

Apple Retail Spain, la filial del gigante estadounidense que gestiona las 11 tiendas (Apple Store) que la compañía tiene en España, se vio golpeada por la pandemia en su ejercicio finalizado el 30 de septiembre de 2020. La sociedad contabilizó unos ingresos de 371,4 millones, lo que supone un 14,4% menos respecto al año anterior. Igualmente, registró un beneficio neto de 7,75 millones frente a los 12,8 millones alcanzados en el ejercicio precedente, un 39,3% menos, según consta en las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil. La filial encadena tres años fiscales en positivo, después de haber dado pérdidas de 371.000 euros en el ejercicio fiscal 2017.

La caída de beneficios se debió en gran parte a un mayor pago de impuestos, pues su resultado antes de impuestos fue de 12,1 millones frente a los 13,9 millones de un año antes. La sociedad pagó 4,37 millones de impuestos sobre beneficios frente a los 1,19 millones que abonó en el ejercicio anterior, debido a que abonó impuestos atrasados por 2,28 millones por una inspección fiscal. La cifra quedó así muy pareja a la que liquidó en 2018 , cuando pagó 4,6 millones.

La empresa, que justificó el menor pago de impuestos de 2019 por un “ajuste contable no recurrente”, señala en las cuentas que a 30 de septiembre de 2020 no posee bases imponibles negativas pendientes de compensar y que tiene registrados créditos fiscales por 978.025 euros, principalmente correspondientes al importe derivado de la limitación a la deducibilidad de la amortización durante los ejercicios 2013 y 2014.

El negocio de la sociedad, dedicada a la venta de productos de Apple y de terceros y la provisión de servicios relacionados a través de sus tiendas minoristas, se ha visto golpeado igualmente por la pandemia, después de que se decretara el confinamiento en marzo de 2020. La compañía señala que “fue una de las primeras grandes empresas en liderar la respuesta al Covid-19, cerrando temporalmente nuestras tiendas”. Aunque Apple reabrió sus establecimientos el 4 de junio, en agosto volvió a cerrar por un nuevo repunte de contagios.

La compañía también indica en sus cuentas que durante todo este periodo de pandemia siguió pagando a sus equipos durante los cierres temporales de tiendas y oficinas, que amplió sus políticas de permisos retribuidos y que apoyó a sus socios comerciales acelerando sus pagos a proveedores y ampliando las condiciones de pago y crédito para sus revendedores.

Al final el ejercicio, la sociedad tenía unos fondos propios por valor de 61,8 millones y un fondo de maniobra positivo de 13,5 millones, solventando la situación de un año antes cuando tenía un fondo de maniobra negativo por un millón de euros.

La compañía empleo de media a 1.379 personas con contrato fijo, 71 más que en el año anterior, con un gasto de personal de 59,2 millones frente a los 57,4 millones del ejercicio precedente. La segunda mayor partida de gastos de la compañía fue el arrendamiento (de sus tiendas y oficinas), que ascendió a 13 millones frente a los 14,4 millones de un año antes.

La compañía también cuenta en España con otra filial, Apple Marketing Iberia, que da soporte de ventas y servicios de marketing a Apple. Esta sociedad, que sigue facturando desde Irlanda las ventas en España fuera de su red de tiendas y funciona como comisionista, obtuvo unos ingresos de 89,8 millones de euros, un 17,7% más que en el ejercicio de 2019, y un beneficio neto de 45 millones, un 6,4% más.

El menor aumento de los beneficios frente a los ingresos se debe fundamentalmente al aumento de la factura fiscal. Así, esta filial pagó 13,06 millones en 2020 por impuesto de sociedades frente a los 10,3 millones abonados un año antes. A 30 de septiembre del pasado año, la sociedad tenía registrados unos créditos fiscales por importe de 21.045 euros.

Normas
Entra en El País para participar