Los nuevos jugadores ponen en jaque 4.000 millones del seguro tradicional

La consultora pone de relieve la necesidad de innovación

Un conductor activa su dispositivo de monitorización de la conducción de Hello Auto.
Un conductor activa su dispositivo de monitorización de la conducción de Hello Auto.

La creciente demanda de primas de seguros digitales y su distribución online por parte de nuevos jugadores podrían hacer perder casi 4.000 millones de euros de los ingresos actuales del sector asegurador en España en 2025, de acuerdo con cálculos de la consultora Accenture. Las cifras para todo el mundo ascienden a 250.000 millones de euros.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio Perspectivas de los Ingresos de las Aseguradoras hasta 2025: innovación para la resiliencia, que analiza cómo los ingresos del sector seguros se verán afectados por las nuevas tendencias demográficas, tecnológicas y de consumo.

Las nuevas compañías que combinan desarrollos tecnológicos innovadores con seguros (conocidas por su acrónimo en inglés, insurtech) están empezando a ofrecer pólizas que varían su precio en función de la conducción del conductor. Es el caso de la compañía jienense Hello Auto.

También hay cada vez más propuestas de seguros que se activan o desactivan cuando se va a hacer una actividad (ya sea deportiva, o un viaje. O compañías como Cleverea, que ofrecen pólizas digitales, con una tramitación 100% digital, para bicicletas, patinetes eléctricos y motos.

Las ‘insturtech’ que ya despuntan

Cleverea. Esta firma especializada en seguros de viajes, motos y bicicletas comenzó a funcionar en noviembre de 2020 y ya factura 120.000 euros y cuenta con más de 1.000 clientes. La entidad ha logrado recabar 1,7 millones de euros para su lanzamiento. La contratación es 100% ‘online’.

Hello Auto. Se trata de la primera aseguradora española que se centra exclusivamente en una póliza de automóviles con pago por uso: tanto conduces, tanto pagas. Además, los vehículos llevan instalados un dispositivo, que facilita la compañía, que puede analizar la forma de conducir del cliente y hacerle descuentos en primas futuras si conduce bien.

Bdeo. Esta compañía analiza la información multimedia con inteligencia artificial para automatizar procesos y detectar objetos automáticamente. Esto ha favorecido mucho la peritación.

“El incremento de los canales digitales amenaza la renovación de algunas primas tradicionales y modifica el panorama de ingresos futuros para las aseguradoras”, comenta Alex Borrell, responsable de la industria de seguros de Accenture en España. “El sector seguirá creciendo y siendo resiliente, sin embargo, el ritmo de los cambios tecnológicos y sociales va muy rápido".

El estudio señala que las compañías aseguradoras competirán por incrementar sus ingresos en el sector del bienestar, especialmente a medida que se establezcan nuevas colaboraciones en el ecosistema digital para mejorar la salud del cliente y las finanzas personales.

Los expertos de Accenture también prevén una progresiva unificación de las industrias de seguros de vida, salud y patrimonio. Esta combinación generará casi 1.100 millones de euros de ingresos adicionales. Una cifra que comprende más de 530 millones de euros de productos de salud inteligentes, más de 350 millones de euros en productos y servicios para tercera edad y más de 260 millones de euros para la gestión de vida y patrimonio.

Algunas aseguradoras tradicionales ya han comenzado a adaptar su oferta a este nuevo ecosistema. Es el caso de Mapfre, con su plataforma de salud digital, Savia; Línea Directa, con su marca de seguros de salud Vivaz; o Sanitas, con su ambicioso programa Blua de telemedicina y asistencia remota.

Las compañías también competirán por nuevos ingresos para cubrir riesgos emergentes y de nuevo desarrollo. Dado que cubren la exposición a catástrofes ambientales, se espera que los riesgos relacionados con el cambio climático representen más de 800 millones de euros en primas de nuevos seguros.

Por otro lado, debido al aumento de las amenazas cibernéticas, los servicios de cobertura y mitigación de riesgos relacionados con los ciberataques generarán casi 180 millones de euros de ingresos adicionales. Aquellas compañías que mejoren la gestión previa y posterior al incidente con tecnologías digitales, como la inteligencia artificial y la analítica de datos, serán capaces de llevar a cabo una modelización de riesgos y una respuesta a incidentes más sofisticada.

“El mundo está cambiando rápidamente y provocando que las aseguradoras reinventen su papel en la economía y sean capaces de prevenir los riesgos, no sólo compensarlos. En salud, los consumidores se sienten cada vez más cómodos compartiendo datos sobre productos que les ayudan a mantener hábitos saludables, lo que les brinda a las compañías la oportunidad de ofrecer una gestión de riesgos más integral”, apunta Borrell.

Normas
Entra en El País para participar