Banca

El FROB vota en contra de la política de retribución de CaixaBank

El presidente de CaixaBank justifica la subida de su sueldo, que pasa de 500.000 euros en Bankia a 1,65 millones en la nueva entidad

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar.rn
El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar. Europa Press

Los accionistas de CaixaBank han aprobado finalmente, y pese a las críticas del Gobierno y de los sindicatos, el nuevo salario del presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, por mayoría. Aunque el FROB, organismo dependiente de Economía, ha decidido votar en contra la política de remuneración del banco, el 12 del orden del día, tras las críticas de Nadia Calviño, y de otros miembros del Gobierno tras triplicar su salario y pasar de cobrar 500.000 euros a 1,65 millones, tras la fusión de CaixaBank con Bankia.

El FROB es el segundo accionista de la entidad, con el 16,1% del capital. El primer accionista es la Fundación La Caixa, con el 30% del capital.

El FROB ha votado este viernes en contra de la nueva política de retribuciones del banco durante su junta de accionistas, con lo que muestra su oposición a los sueldos de la cúpula. De hecho, según los resultados de la votación de la junta de CaixaBank, los puntos del orden del día relativos a la remuneración de los consejeros han sido los que menos votos a favor han logrado, con un porcentaje que va desde el 72% de aceptación para el informe anual de remuneraciones del consejo relativas al ejercicio 2020 y el 77% para fijar la retribución de los consejeros. El punto 12, que corresponde a la aprobación de la política de remuneraciones en 2021 ha contado con un 75,8% de votos a favor.

El resto de puntos del día ha obtenido una amplia mayoría de votos a favor, todos ellos con porcentajes que superan el 95%, salvo la reelección de José Serna Masiá como consejero dominical, que se quedó ligeramente por debajo, con un 94,6% de los votos favorables.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, fue la primera en mostrar abiertamente su "preocupación" por los elevados salarios de los ejecutivos de banca y calificó de "inaceptables los altos sueldos y los bonus pagados a directivos"

El presidente de CaixaBank ha explicado a los accionistas que la política de remuneraciones del banco está regulada y pasa por varias aprobaciones, como es la del consejo de administración (el FROB tiene un miembro en este organismo) previo informe preceptivo de la comisión de retribuciones, que está compuesto por consejeros independientes, además de pasar también por el análisis de expertos independientes.

Ha asegurado que los sueldos de la cúpula de CaixaBank se encuentran entre los más bajos de los bancos comparables. Además, ha explicado que su salario se ha triplicado tras pasar de una entidad Bankia (con ayudas públicas) a CaixaBank como presidente ejecutivo. En este sentido también ha argumentado que este sueldo es más bajo que en otros bancos.

Sobre la remuneración del consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha explicado que la fija ha permanecido sin cambios en 2020 respecto a 2019, y ha recordado que en 2019 el ceo renunció a la remuneración variable: "Percibió solo la parte fija, lo que significa que tuvo una reducción del 21,5% de su retribución respecto al año 2019".

Además, ha añadido que de cara 2021 se mantienen los importes fijo y variable de la remuneración del ceo por quinto año consecutivo y ha destacado que la misma "está por debajo de lo que le correspondería según referencias sectoriales de entidades comparables".

Política de remuneraciones

El banquero ha explicado que la remuneración total del consejo de Caixabank, lo que corresponde a 2020 es inferior a 2019 porque hubo una reducción de número de consejeros y la renuncia del ceo a la retribución variable", ha señalado, y ha recordado que los consejeros no ejecutivos no tienen retribución variable.

Goirigolzarri, que ha defendido que para 2021 la propuesta es continuar con las mismas retribuciones, ha señalado que la remuneración por consejero se sitúa "en niveles claramente inferiores a los de la media de los comparables en el sector en España", pese a ser el tercer banco en capitalización y el primero en resultado neto.

"En el año 2020 la remuneración por consejero en CaixaBank estuvo en el entorno del 50% respecto a la media de las remuneraciones por consejero de los otros bancos del Ibex si se excluye Bankia, y creo que esa es una referencia claramente notable", ha añadido.

Ha recordado también que la fusión entre Bankia y CaixaBank se aprobó en diciembre con el 99% de los votos a favor.

Normas
Entra en El País para participar