Restauración

AmRest redujo un 8% sus ventas hasta marzo y reconoce "dificultades" en España

Las ventas en el mercado español cayeron casi un 30%

AmRest redujo un 8% sus ventas hasta marzo y reconoce "dificultades" en España

Amrest, la compañía cotizada de restauración propietaria de la marca La Tagliatella, entre otras, cerró el primer trimestre de su ejercicio con unos ingresos de 380 millones de euros, una caída del 8% frente al mismo periodo del año anterior pese a que entonces, sobre todo a partir de mediados de marzo, sufrió el cierre de su red de establecimientos físicos por el confinamiento.

En su informe trimestral remitido a la CNMV, la compañía explica que el endurecimiento de las restricciones aprobadas a finales de diciembre y principios de enero en sus principales mercados lastraron su negocio durante este periodo trimestral, que también fue inferior, un 4%, respecto al último trimestre de 2020. Las ventas realizadas a través de la entrega a domicilio y recogida en restaurante "compensó parcialmente" la caída de los ingresos generada por esas limitaciones. A cierre de marzo el 95% de sus locales estaban operativos. Los 380 millones facturados entre enero y marzo están, además, un 15% por debajo de la registrada en el primer trimestre de 2019.

Por mercados, el chino es el que muestra signos más claros de recuperación. Sus ingresos en el periodo fueron de 21,3 millones, un 115% más que hace un año. La llegada del coronavirus allí en enero de 2020 ya se dejó notar en los resultados del primer trimestre de ese año. En Polonia, el mercado principal de Amrest, la facturación cayó un 10%; y en España lo hizo un 29%, hasta 40,5 millones. El informe trimestral explica que el mercado español "sigue atravesando dificultades debido a su negocio más orientado a la comida con servicio a mesa". El ebitda aquí fue de 3,5 millones, un 60% menos.

También fue un periodo difícil en Alemania, donde la caída fue de casi el 25% "debido a las estrictas medidas introducidas en diciembre y que continuaron a lo largo del mes de marzo. Por lo tanto, la afluencia de clientes en el interior de los establecimientos continuó siendo nula". Mejor le fue en Francia, donde creció hasta los 77 millones.

Amrest cerró el primer periodo trimestral del ejercicio con una pérdida neta de 20,2 millones, la mitad que un año antes. La compañía destaca la mejora del ebitda, que llegó a los 49,6 millones, un 16,5% más, gracias a "diferentes iniciativas de optimización de costes, una mejora del margen, ahorros en categorías clave y otros programas de apoyo", dice en una nota de prensa. Un dato que, según la propia compañía, le pone en el "camino a la recuperación".

“El primer trimestre de 2021 todavía planteó muchos desafíos para la industria de la restauración, pero con la gestión adecuada de las operaciones y el compromiso de nuestros empleados, hemos sido capaces de poner en valor la resiliencia de nuestro negocio", dice en un comunicado Mark Chandler, consejero delegado de AmRest y que dejará su puesto el 30 de junio. Este recaerá en el español Luis Comas. "Con una mejora en las tasas de vacunación en todos nuestros mercados clave, seguimos siendo optimistas en cuanto al mantenimiento de estas tendencias positivas en los próximos meses”, añade.

Normas
Entra en El País para participar