Crónica de Bolsa

El Ibex supera los 9.100 puntos con la ayuda de los bancos y Almirall

El selectivo español se alza como el mejor índice de Europa con una subida del 0,94%

Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York.
Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York. EFE

Sesión a sesión el Ibex 35 se sacude la etiqueta de peor índice y trata de estrechar la brecha que aún mantiene con sus homólogos europeos. Siguiendo la corriente que impera en las últimas jornadas el selectivo español volvió a brillar con luz propia y avanzó un 0,94%. Después de cerrar el viernes por encima de los 9.000 puntos por primera vez en 15 meses hoy la Bolsa española superó la barrera de los 9.100 puntos. A pesar de avanzar un 13,26% en lo que va de año, el Ibex continúa estando un 9,3% por debajo de los máximos prepandemia.

La temporada de resultados está contribuyendo a prolongar el rally de las Bolsas, un movimiento que quedó reflejado en el mercado español, con Almirall acaparando la atención. Los inversores dieron la bienvenida a las cuentas de la farmacéutica con un alza del 8,37%, solo por detrás de Sabadell, que repuntó un 8,4%. El sector bancario en bloque se sumó a la corriente alcista. Santander avazó un 2,8%; BBVA, un 2,2%; Bankinter, un 2,5% y CaixaBank, un 3,42%. Destacados fueron también los ascensos de Teléfonica (3,97%) así como las empresas vinculadas a las materias que no quisieron desaprovechar el alza de los metales para sumarse a las compras. Acerinox subió un 0,4% y ArcelorMittal, un 2%.

En el lado de los descensos Solaria (-6,85%) y Siemens Gamesa (-4,87%), empresas vinculadas a las energías renovables, se llevaron la peor parte junto Aena, que bajó un 3,63% después de la sentencia del Tribunal en la que se considera que las tiendas de los aeropuertos son concesiones y no alquileres.

El movimiento en el resto de Bolsas europeas fue más moderado. Mientras el Mib avanzó un 0,18%, el Dax alemán, el Cac francés y el FTSE británico concluyeron en tablas. Al otro lado del Atlántico y en una semana en la que Joe Biden se reunirá con los líderes de los partidos demócratas y republicanos para tratar de sacar adelanta su programa de gasto Wall Street comienza la semana con signo mixto. Mientras al cierre de los mercados europeos el S&P 500 y el Nasdaq retroceden un 0,1% y un 1,35% el Dow Jones avanza un 0,86%, subida que le permite coronar los 35.000 por primera vez en su historia. Juan José Fernández Figares, de Link Securities, considera que las negociaciones se presentan complejas ya que algunos legisladores demócratas no apoyan muchas de las medidas incluidas en el plan de Biden, especialmente las relacionadas con las subidas de impuestos y con la alternativa de aprobar el mencionado plan de forma unilateral, excluyendo a los republicanos.

Los débiles datos de empleo estadounidense publicados el viernes contribuyen a alejar los fantasmas de una subida de tipos. Los inversores que hasta el momento se han venido guiando por la mejora de los indicadores macro y dejando a un lado las afirmaciones de Jerome Powell en las que ha reiterado por activa y por pasiva que no prevé modificar su política monetaria hasta que no se alcance pleno empleo empiezan a tomar consciencia. La presión que ha venido sufriendo en los últimos meses el mercado de renta fija se modera, lo que se traduce en una caída de las rentabilidades. El bono español a 10 años, que en niveles intradía a punto estuvo de superar la barrera del 0,5%, concluye en el 0,46% por debajo del 0.48% del viernes. El bono alemán al mismo plazo finaliza estable en el -0,212% y el estadounidense al mismo plazo en el 1,589%.

En el mercado de materias primas el Brent recupera la calma después del nerviosismo que sacudió al petróleo por el ciberataque a las infraestructuras implicadas en el transporte de crudo en EE UU. El Brent cotiza sin apenas cambios en los 68 dólares.

Normas
Entra en El País para participar