Mutua Madrileña digitaliza su voluntariado corporativo

Las actividades de acción social de los empleados son ahora online

Empleados de Mutua Madrileña participan en una actividad de cibervoluntariado.
Empleados de Mutua Madrileña participan en una actividad de cibervoluntariado.

La grave crisis sanitaria desatada con el estallido de la pandemia ha tenido nefastas consecuencias sociales y para la economía. La recesión económica ha traído más paro y caída de ingresos de los trabajadores que aboca a la de­sigualdad social, golpeando con especial fuerza a los núcleos de población más vulnerables.

Para atender a estos colectivos, y ante las restricciones de movilidad y distanciamiento personal impuestas como medidas para frenar la propagación del virus, Mutua Madrileña transformó en digital su programa de voluntariado corporativo Juntos Hacemos Más.

“Con el confinamiento, todo el programa de voluntariado corporativo se detuvo, para centrarnos en ofrecer ayuda de emergencia a las entidades con las que colaboramos y a nuestros grupos de interés”, recuerda Conchita Navarro, gerente de RSC y proyectos sociales de Mutua Madrileña. “Pasados los primeros meses, y cubiertas esas necesidades urgentes, pusimos en marcha el cibervoluntariado”.

La aseguradora impulsa desde hace cuatro años junto a la Fundación Integra la formación para el empleo de mujeres víctimas de la violencia de género

Con esta evolución no se han adaptado las actividades, sino que se han llevado a cabo otras que se pueden hacer online “y que aportan valor a las personas a las que van dirigidas”, señala Navarro. Por ejemplo, se ha podido ofrecer a personas mayores formación online sobre el uso de los teléfonos móviles para que aprendieran a utilizar aplicaciones sociosanitarias, de ocio y banca digital; se han realizado charlas de sensibilización dirigidas a adolescentes en riesgo de exclusión social, sobre el peligro de la violencia de género en el ámbito online, o se ha enseñado cómo usar las redes sociales a personas con discapacidad, ilustra la gerente de RSC. Para la mayor parte de estas acciones han contado con la colaboración de la Fundación Cibervoluntarios.

Juntas

Mutua Madrileña puso en marcha en 2011, con el apoyo de la alta dirección, Juntos Hacemos Más, que se ha convertido en un programa consolidado en el que participa anualmente el 17% de la plantilla. Como Adriana Sánchez, voluntaria de Mutua Madrileña que ha participado para ayudar a personas con discapacidad o mujeres que han sufrido violencia de género en la búsqueda de empleo, dentro del proyecto Juntas, que desde hace cuatro ediciones la aseguradora impulsa junto a la Fundación Integra para que empleadas voluntarias de Mutua participen como formadoras de mujeres que han sufrido violencia de género y están en situación de volver al mundo laboral.

“Creo que ha sido especialmente útil el hacerlo online, porque a raíz del Covid, todo el proceso de selección se ha adaptado al formato virtual. La formación online les ha permitido entrenarse en un formato y en unas destrezas digitales que van a tener que poner en práctica en sus próximas entrevistas de trabajo”, destaca la voluntaria de Mutua.

Sánchez afirma que el cambio no ha requerido una adaptación especial, aunque reconoce un mayor esfuerzo en la preparación, “para que todo fluya y los asistentes no pierdan el interés y participen”. Por lo demás, “los materiales que antes proyectabas ahora los compartes a través de la pantalla y las aplicaciones de videoconferencia y los grupos reducidos permiten que todas puedan intervenir”.

Conchita Navarro recalca que cada día surgen nuevas necesidades y nuevas ideas. Y cuando se pueda volver a lo presencial, “hay actividades de acompañamiento que sin duda se recuperarán, pero el cibervoluntariado también nos ha permitido hacer cosas que de otra forma no hubiéramos hecho y por tanto, convivirán”.

“Me alegré mucho de que Mutua Madrileña haya buscado una alternativa para poder seguir haciendo voluntariado a pesar de las circunstancias”, comenta Adriana Sánchez. “Y valoro la creatividad que ha tenido el programa de voluntariado corporativo para seguir organizando actividades igual de ilusionantes adaptadas a un formato online. Incluso actividades en las que han podido participar los niños, porque a los voluntarios nos hace especial ilusión que nuestros hijos puedan participar con nosotros en estas acciones”.

Normas
Entra en El País para participar