Play Store, la tienda de aplicaciones de Android.
Play Store, la tienda de aplicaciones de Android.

Google también se sube al carro del control de la privacidad en sus ‘apps’ para Android

Impone un plazo para que las aplicaciones se ajusten a esas medidas.

La nueva directiva de privacidad que Apple ha inaugurado con iOS 14.5 está provocando que las empresas dedicadas a la recopilación de datos tengan que buscar una alternativa, ante la posibilidad de que sean millones los usuarios que decidan bloquear el rastreo de sus iPhone. Además, esa tecnología les está obligando a retratarse y confesar a sus potenciales clientes todo lo que les miran en el terminal.

De momento ya se escuchan tambores de guerra y muy posiblemente, durante la celebración del Google I/O de este año, tengamos nuevas pistas de un sistema similar, que dejará en la mano de los usuarios si quieren que las aplicaciones conozcan todo lo que hacen, dónde, cuándo y cómo, y lo envíen a servidores para su análisis.

A finales de diciembre de este año

De todas formas, y mientras se concreta esa nueva directiva de privacidad en Android 12, lo que sí tienen claro en Google es que la tienda de aplicaciones debe mostrar más información sobre qué datos recopilan las aplicaciones y juegos que nos descargamos en nuestros móviles y tablets, a imagen y semejanza de lo que hace Apple desde el año pasado: solicitar a los desarrolladores una especie de “declaración responsable” de qué datos son los que minan de nuestros teléfonos.

Oficinas de Google.
Oficinas de Google.

Es por eso que Google ya está avisando a todos los que publican en su tienda de apps para que, a principios de 2022, todo lo que tengamos disponible en la tienda de aplicaciones cuente con un apartado de información al respecto, de cara a que el usuario luego no se lleve una sorpresa por lo mucho que indagan en aplicaciones, uso, ubicaciones, etc. De todas formas, resulta complicado imaginar cómo lo hará Google para confiar en la información que publican algunos desarrolladores, viendo sobre todo los muchos problemas de seguridad que padece habitualmente.

Solo hay que recordar la cantidad de veces que los de Mountain View han tenido que borrar apps con malware en su interior y que eran una amenaza para la seguridad de nuestros dispositivos. Una Play Store cuyos controles son demasiados laxos, aunque los norteamericanos parece que se van a poner estrictos: “si descubrimos que un desarrollador ha tergiversado los datos que ha proporcionado y está violando la política, le pediremos al desarrollador que lo corrija [...] Las aplicaciones que no cumplan con las normas estarán sujetas a la aplicación de políticas”.

Normas
Entra en El País para participar