El Gobierno rebajará a las telecos la tasa por reserva de dominio y su aportación para financiar RTVE

Simplificará las obligaciones mayoristas de las condiciones para la subasta de 700 MHz

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, encabeza una reunión con asociaciones y empresas del sector de las telecomunicaciones para presentar la hoja de ruta 5G, este viernes.
La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, encabeza una reunión con asociaciones y empresas del sector de las telecomunicaciones para presentar la hoja de ruta 5G, este viernes. Europa Press

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha presentado este viernes la hoja de ruta del 5G a los principales operadores y asociaciones del sector. Entre ellas, se encuentra el detalle de la reducción de la carga fiscal, anunciada este miércoles, para incentivar las inversiones que deben realizar para el desplieque de la nueva tecnología.

El Gobierno contempla la revisión a la baja de la tasa que aportan los operadores de telecomunicaciones a Radio Televisión Española. La Ley de Financiación de RTVE, que entró en vigor en 2009, establece una tasa a los canales privados en abierto del 3% de sus ingresos brutos; a los de pago, del 1,5%, y a empresas de telecomunicación, del 0,9%. La patronal DigitalES, que aplaudió este viernes a decisión del Gobierno, cifra en 842 millones de euros la aportación de las telecos, entre 2012 y 2018, para financiar RTVE.

El Ejecutivo también rebajará la carga fiscal de los operadores [denuncian que es la mayor de Europa], mediante la reducción "temporal" de la tasa anual de reserva de dominio público radioeléctrico en las zonas dedicadas al 5G, en 2022 y 2023. El Gobierno estima en el plan enviado a Bruselas que esta medida se traducirá en una merma para las arcas públicas de 90 millones de euros. A cambio, según contempla el Plan de Recuperación, los operadores tendrán que invertir esas cantidades en despliegues en zonas donde no tengan obligación de despliegue de infraestructura.

Por otro lado, el Gobierno reducirá las obligaciones mayoristas contempladas en el texto preliminar de las condiciones de la subasta de la banda de 700 MHz, informó el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Concretamente, ha decidido suprimir las obligaciones mayoristas en algunos bloques de frecuencias y ha precisado y ajustado los plazos del contenido de la obligación de cobertura impuestas a cada uno de ellos. Según las condiciones preliminares, en función del lote, los operadores debían cubrir en tres años el 100% de las poblaciones de 20.000 o 50.000 habitantes, mientras que el precio de salida de la subasta era de 1.170 millones de euros, considerado muy alto por las empresas.

Agilizar permisos

Además, se han incluido medidas para agilizar la concesión de los permisos necesarios para desplegar redes de telecomunicaciones mediante la ocupación del dominio público (carreteras, ferrocarriles y confederaciones hidrográficas) y la implementación de la caja de herramientas de conectividad de la Comisión Europea.

También se contempla la reordenación de la banda de 3,5 GHz (3.400-3.800 Mhz) para optimizarla y fomentar la inversión en redes, como venían proponiendo las compañías, ya que la proximidad de bloques de un mismo operador mejora la calidad de su servicio. En el mismo sentido, el Gobierno modificará el Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias, actualmente en consulta pública, para incluir condiciones técnicas armonizadas válidas para el 5G de cada una de las bandas de frecuencias señaladas en Europa para servicios y comunicaciones electrónicas.

El Consejo de Ministros ya aprobó recientemente un real decreto por el que la duración máxima de las licencias de espectro se extendía hasta los 40 años (20 años fijos y 20 renovables). La nueva hoja de ruta también contempla la redacción de una Guía de Buenas Prácticas para entidades locales, un extremo que está contemplado en el Plan de Recuperación, que destina cuatro millones de euros a la formación y el apoyo a entidades locales para los despliegues de esta tecnología.

El Plan de Recuperación destinará 4.000 millones de euros a impulsar la conectividad, el despliegue de 5G y la seguridad. Entre sus ejes se encuentra la inversión de 812 millones de euros en extender la banda ancha ultrarrápida, 109 millones de euros en la hoja de ruta 5G, además de 480 millones de euros para el refuerzo de conectividad en centros de referencia.

Normas
Entra en El País para participar