Covid-19

Bruselas se abre a negociar la exención a las patentes de la vacuna pero Alemania se opone

El ejecutivo de Merkel apoya la protección como garantía a la I+D

Angela Merkel.
Angela Merkel.

La Comisión Europea reaccionó este jueves con cautela al apoyo a la liberalización de las patentes de vacunas contra el coronavirus anunciado por EE UU, un país que tiene más ciudadanos vacunados, pero que apenas exporta fármacos al resto del mundo, al contrario que una Unión Europea que presume de liderazgo solidario.

“La UE está a la vanguardia de las entregas de vacunas eficaces al resto del mundo: ¡hasta ahora más de 200 millones de dosis! Tanto como se han entregado a los europeos”, publicó en Twitter la presidenta del Ejecutivo Comunitario, Ursula von der Leyen, quien agregó que Bruselas está dispuesta a debatir esa y otras propuestas.

Pero a “corto plazo”, Von der Leyen llamó “a todos los países productores de vacunas para que permitan la exportación de inmediato y eviten medidas que interrumpan las cadenas de suministro”, en una referencia velada a las casi inexistentes entregas de dosis de Estados Unidos a otros países.

Pero la defensa más clara a la protección de la innovación llegó por parte de Alemania, con una potente industria farmacéutica. El Gobierno de Angela Merkel recordó que las grandes barreras no era la propiedad intelectual, sino el aumento de la capacidad y la garantía de calidad. “La protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir siéndolo en el futuro”, aseguró un portavoz germano. El Ejecutivo de Merkel apoya la iniciativa Covax para la distribución de vacunas entre los países de menos recursos.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, recordó que está en favor de liberalizar las patentes, pero insistió en que ahora eso no ayudaría a los países más pobres, sino que la prioridad es cederles dosis y la transferencia de tecnología.

“Me alegro de la posición de EE UU sobre las patentes”, afirmó por su parte Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno, para insistir en que el presidente Pedro Sánchez, ya puso encima de la mesa esta cuestión recientemente, recordando que si todas las personas del mundo no están vacunadas no se va a acabar con la pandemia.

Horas antes, desde Ginebra, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reaccionó con entusiasmo al anuncio estadounidense, y su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo consideró “un enorme paso en la lucha contra Covid-19”, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Normas
Entra en El País para participar