Elecciones 4M

Ayuso arrasa en Madrid y dependerá de la abstención de Vox para gobernar

El PP obtiene 65 escaños, más que la suma de los tres partidos de izquierda, con el empate de PSOE y Más Madrid

Isabel Díaz Ayuso gana el pulso a Pedro Sánchez en Madrid. Con más del 90% escrutado, el PP arrasa en los comicios, con 65 escaños y 1,6 millones de votos. Se queda a cuatro diputados de la mayoría absoluta, en 69 escaños, y tan solo necesitaría la abstención de los 13 diputados de Vox para ser presidenta de la Comunidad de Madrid durante los próximos dos años. Las elecciones han supuesto una debacle para la izquierda y se han saldado con la dimisión de Pablo Iglesias, que hace dos meses era vicepresidente del Gobierno, y hoy abandona la política.

Las elecciones autonómicas en Madrid han sido especialmente atípicas. Ayuso adelantó los comicios tras la fallida moción de censura del PSOE y Ciudadanos en Murcia. Se han celebrado en día laborable, en plena pandemia. Y aún así han registrado una participación récord que han apuntalado la victoria de la líder popular.

Las elecciones han sido excepcionales, pero el resultado ha sido similar al de las últimas décadas. El bloque de la derecha consigue imponerse con contundencia, con 78 escaños, 9 por encima de los 69 diputados que garantizan la mayoría absoluta. El de la izquierda se queda en 58, siete menos que el PP en solitario. Y sin contar a Vox ni a Ciudadanos, que se queda fuera de la Asamblea.

Ciudadanos, el socio de Gobierno hasta ahora de Ayuso, dilapida los 26 escaños que obtuvo en 2019. No llega al mínimo del 5%, que garantizaría su entrada en la Cámara autonómica, y se queda con un 3% de los votos. Vox, por su parte, mejora sus resultados en un escaño, hasta los 13, y obtiene en torno al 9%.

El PP desempolvó el balcón de las grandes ocasiones, en su sede nacional de la calle Génova de Madrid. Raudos, antes del toque de queda (a las 23 horas en Madrid), de que termine el recuento y de que hablen sus contrincantes, el presidente del PP, Pablo Casado, y la candidata en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han salido a valorar los resultados. Y los han valorado en clave nacional, afirmando que estas elecciones han puesto final "al sanchismo".

"Madrid ha hecho una moción de censura democrática al sanchismo, a sus pactos con Bildu, con independentistas, al Gobierno con Podemos, Madrid es el kilómetro cero del cambio en España", ha proclamado Casado.

Mas Madrid gana al PSOE

El PP gana en todos los distritos de Madrid capital, incluso en aquellos como Puente de Vallecas o Carabanchel que se consideraban feudos de la izquierda. También en el llamado cinturón rojo del sur, en municipios como Getafe, Fuenlabrada o Móstoles, también históricamente más favorables a la izquierda.

Y además arrebata la victoria en la región al PSOE, que se coronó como ganador en los pasados comicios con 37 diputados, aunque no consiguió obtener el respaldo del Parlamento para poder gobernar. El PP suma 35 diputados más que en 2019, hasta los 65 y más del 44% de los votos. Por el contrario, el PSOE cede 13 escaños y se queda por debajo del 20% de los votos.

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, ha pasado de ganar las pasadas elecciones a caer hasta la tercera posición en votos. Mas Madrid le ha sacado 4.000 papeletas más que el PSOE. Ambos partidos han empatado a 24 escaños. Sin los anteriores cabezas de cartel (Íñigo Errejón y Manuela Carmena) y con una candidata desconocida al inicio de la campaña, Mónica García, Más Madrid obtiene el 17% de los votos y 24 diputados, cuatro más que hace dos años. Y se coloca como líder de la oposición tanto en la Comunidad como en la ciudad de Madrid.

El efecto Iglesias, por su parte, se queda en una mejora de tres escaños. Unidas Podemos lo apostó todo en estas elecciones, que las primeras encuestas ponían en duda incluso su presencia en el parlamento regional. Pablo Iglesias dejó la vicepresidencia del Gobierno para ser el candidato de la formación a la Comunidad de Madrid. Su órdago se ha saldado con 10 escaños y el 7% de los votos.

Los resultados han sido malos para Podemos. Y tanto es así que Iglesias ha decidido abandonar la política. "Dejo todos mis cargos. Dejo la política entendida como política de partidos, política institucional. No voy a ser un tapón para la renovación de liderazgo", ha dicho siete años después de que Podemos irrumpiese en unas elecciones europeas que dieron la vuelta a la política española de una vez y para siempre.

Normas
Entra en El País para participar