Farmacia

Grifols reduce beneficios en un 30% por la pandemia y los tipos de cambio

La empresa presenta cuentas algo por debajo de lo previsto por el mercado

Imagen de un laboratorio de Grifols
Imagen de un laboratorio de Grifols

Grifols ha registrado un descenso del beneficio del 30,3% en el primer trimestre del año, hasta los 129,9 millones de euros. Las cuentas están por debajo de las previsiones de los analistas; según Bloomberg, de media preveian 134 millones de euros de resultado ajustado, ante los 117,5 publicados por la farmacéutica catalana. Aun así, el valor ha arrancado la sesión de la Bolsa con ganancias de más del 1,5%, las más abultadas en el Ibex 35.

La empresa se ha visto dañada por la pandemia del coronavirus, en la medida en que las restricciones han dificultado la obtención de plasma sanguíneo y, por tanto, la venta de proteínas plasmáticas, principal línea de negocio de la multinacional.

Grifols ha ingresado este año casi 100 millones de euros menos que el año pasado (cuando los efectos de la pandemia estaban empezando): 1.184,7 frente a los 1.293 millones del ejercicio anterior, una caída del 8,4% en la que ha tenido que ver, también, el tipo de cambio desfavorable, en una empresa que obtiene en EE UU y Canadá casi dos tercios de los ingresos. SIn el impacto de las divisas, la caída de la facturación es del 0,9% sobre el año pasado.

Las dificultades para la obtención de plasma han repercutido en la división Biosciencie, que aporta la mayoría de los ingresos y beneficios del grupo. No obstante, ese efecto se ha compensado parcialmente con alzas del precio y mayores ventas de proteínas plasmáticas. Además, la la división Diagnostic, tanto gracias a la prueba diagnóstica para el Covid-19 como a la venta de reactivos para ensayos.

El plasma sanguíneo es la materia prima que Grifols usa para producir sus medicamentos, de forma que las menores donaciones debido a la pandemia hacen que se resienta la producción y también las ventas. La empresa, en todo caso, sigue con sus planes de expansión, y en el primer trimestre ha pactado la compra de instalaciones para aumentar la capacidad en 1,4 millones de litros de plasma anuales.

La política de adquisiciones, en todo caso, tiene la contraparte de la deuda: la deuda financiera neta es de 6.200 millones de euros, más de cinco veces Ebtida, frente al 4,5 de cierre de 2020. "La gestión del endeudamiento es una prioridad para la compañíaque trabaja activamente para reducirlos niveles de deuda", indica Grifols, que añade que dispone de liquidez en torno a los 1.000 millones de euros, aunque el efectivo en balance ha caído un 34% en tres meses, según los datos reportados a la CNMV.

La empresa ha mantenido el margen bruto en el entorno del 45%, y el Ebitda ha caído el 15% hasta los 296,8 millones  de euros.

Normas
Entra en El País para participar